Contrato filtrado UE-Pfizer muestra que precio de vacunas COVID fue fijado en 15,5 euros por dosis

·2  min de lectura
Imagen de archivo del logo de Pfizer en la Bolsa de Nueva York, EEUU.

BRUSELAS, 21 abr (Reuters) - La Unión Europea está pagando 15,5 euros (18,6 dólares) por dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech contra el COVID-19, según el primer contrato que firmó con las dos empresas y que fue filtrado el miércoles al diario español La Vanguardia.

El precio confirma lo que ha informado Reuters en los últimos meses. Muchos medios se refirieron, en cambio, a una cifra más baja basada en un documento con precios parciales publicado brevemente en Twitter por un político belga, quien luego borró el tuit.

El documento belga, que incluía también los precios de otras dosis reservadas por la UE, alimentó la teoría de que el bloque se enfrentaba a retrasos en el suministro de vacunas porque pagó muy poco. Eso fue a pesar de que el contrato de AstraZeneca se filtró en febrero y mostró que el precio era más elevado de lo que indicaba el documento belga.

Según el contrato filtrado con Pfizer, la UE acordó pagar una media de 15,5 euros por las primeras 200 millones de dosis. También acordó pagar el mismo precio por otras 100 millones de dosis opcionales que solicitó dentro de un plazo establecido en el contrato. Más allá de ese plazo habría pagado 17,5 euros por dosis.

En enero, la UE firmó un segundo contrato por otras 300 millones de dosis con Pfizer/BioNTech que, según funcionarios de la UE, mantuvo el mismo precio que el primer contrato.

El contrato filtrado también muestra que la UE hizo un pago por adelantado de 700 millones de euros a Pfizer/BioNTech en diciembre para asegurar las primeras 200 millones de dosis.

El bloque está negociando ahora un tercer contrato por un total de 1.800 millones de dosis con las dos empresas por 19,5 euros por dosis, lo que tendría unas condiciones de entrega más estrictas y la opción de que el bloque ordene vacunas mejoradas contra variantes del virus.

(1 dólar = 0,8328 euros)

(Reporte de Francesco Guarascio en Bruselas e Inti Landauro en Madrid; editado en español por Carlos Serrano)