El contraataque de los creadores negros de TikTok

·16  min de lectura

Muchas de las estrellas virales más populares son personas blancas que se volvieron famosas haciendo bailes creados por artistas negros. Ahora los autores originales quieren que se les dé el crédito y les paguen por su trabajo.

EN JULIO PASADO, diez jóvenes bailarines y coreógrafos negros fueron honrados en una cena en Los Ángeles, Estados Unidos, celebrada por la Fundación JaQuel Knight y Logitech. Knight es el coreógrafo detrás de los videos, entre otros, “Single Ladies”, de Beyoncé, y “WAP”, de Cardi B y Megan Thee Stallion. Logitech es un fabricante de cámaras y otros periféricos de computadora.

Los homenajeados —entre ellos, los creadores de bailes de TikTok: Keara Wilson (el baile “Savage”), Young Deji (el baile “The Woah”), Mya Johnson y Chris Cotter (el baile “Up”) y Shayné y Zhané Stanley (el baile “Savage Remix”)— estaban sorprendidos por el anuncio durante la cena de que el coreógrafo estrella y la compañía tecnológica le ofrecían ayuda a cada uno para asegurarles los derechos de autor de sus bailes.

Esta acción fue la más reciente en una larga lucha de los artistas negros en busca de reconocimiento y pago, a menudo después de que su trabajo es adoptado por intérpretes blancos. Uno de los terrenos de batalla actuales en esta lucha es TikTok.

También lee: Abusador sexual de menores en Chile es detenido gracias a un video de TikTok

TikTok ha crecido a por lo menos 700 millones de usuarios activos mensualmente y alberga una cantidad enorme de contenido en video. No obstante, desde que se lanzó la aplicación, el baile ha sido la forma de arte reinante. Algunos de los influencers más grandes de TikTok son intérpretes blancos que se hicieron famosos haciendo bailes creados por bailarines negros.

En junio, los tiktokeros preocupados por esta apropiación lanzaron una #HuelgaNegraTikTok. Cuando se estrenó “Thot Shit”, de Megan Thee Stallion, muchos de los creadores que normalmente habrían subido sus propios bailes con la canción no lo hicieron, e instaron a otros a tampoco hacerlo. Algunas de las rutinas torpes que sí aparecieron fueron ridiculizadas. Al no hacer bailes nuevos con una canción de moda, los creadores negros le quitaron a TikTok uno de sus motores más grandes de nuevo contenido popular. Un portavoz de TikTok dijo a The Hollywood Reporter: “Reconocemos y valoramos el impacto que los creadores negros siguen teniendo en nuestra plataforma y en toda la cultura y el entretenimiento. Estamos comprometidos con invertir recursos y construir la tecnología que aborde sus preocupaciones”.

SIN CRÉDITO POR EL FIN DE SEMANA DEL JUEGO DE LAS ESTRELLAS

En el fin de semana del Juego de las Estrellas de 2020 de la NBA, las influencers blancas de TikTok Charli D’Amelio, su hermana mayor Dixie y Addison Rae Easterling bailaban vigorosamente, haciendo bailes populares junto con jugadores de la NBA en la cancha destellante del United Center de Chicago ante una constelación de cámaras. Los videos del evento luego serían vistos por millones en TikTok.

El coreógrafo JaQuel Knight (izquierda extrema) con jóvenes bailarines. (Foto: Tommaso Boddi/Logitech/Getty)

No obstante, el intento de la NBA de capitalizar TikTok recibió una reacción negativa. Las hermanas D’Amelio y Easterling les deben su celebridad a rutinas de baile virales, de las cuales una porción importante fue creada por artistas negros.

La NBA apresuradamente extendió una invitación de último minuto a Jalaiah Harmon, entonces de 14 años, para que interpretase el baile “Renegade” que ella creó con la canción “Lottery” de K Camp en el Juego de las Estrellas. Harmon acababa de ser reseñada por The New York Times, el cual sostenía que la coreografía contagiosa de la adolescente era un ejemplo eminente de los creadores negros que permanecían desconocidos. Su baile “Renegade” había sido copiado e interpretado por millones en TikTok y otras plataformas, usualmente sin mencionar el nombre de usuario de la creadora del baile. De hecho, fue un video de “Renegade” el que comenzó el ascenso meteórico de Charli D’Amelio, a veces llamada la “reina de TikTok”.

El día del Juego de Estrellas, Nicole Bloomgarden, una estudiante universitaria de Virginia, reaccionó a un video en Twitter de Easterling y las hermanas D’Amelio bailando a un lado de la cancha. La rutina era fácilmente reconocible como un baile viral de “Out West” de JackBoys y Travis Scott junto con Young Thug. “Honestamente es una locura que esta gente sea invitada personalmente por la @nba para interpretar MI BAILE”, tuiteó Bloomgarden. Su publicación posteriormente acumuló cientos de miles de me gusta y retuits.

No te pierdas: Niña de 10 años muere por hacer el ‘reto del desvanecimiento’ que circula en TikTok

“Yo pensé: guau, es una locura. O sea, yo creé este baile con la creatividad de mi propia mente, y ahora estas personas son invitadas para hacerlo, todas estas celebridades lo hacen, y la gente no tiene idea de que fui yo”, dice Bloomgarden, de 21 años, a Newsweek. “Honestamente pienso que fue ese tuit lo que hizo a los creadores, ahora, sentirse literalmente espantados por no dar créditos a las ideas”, añade Nicole Bloomgarden, quien reconoce que Easterling desde entonces le ha dado el crédito del baile.

Cuando Bloomgarden se unió a TikTok, dice, “el baile era todo lo que había”. Y ese fue el medio que ella eligió para hacerse de seguidores, revisando concienzudamente sus álbumes en busca de canciones para elaborar rutinas. Subió primero el baile de “Out West” a la aplicación en diciembre de 2019. Por entonces, el suyo era apenas uno de dos videos que habían subido la canción a TikTok. El baile de Bloomgarden —pero no su video— se hizo viral dos meses después, comenta.

Ajani Huff, creador del baile de “The Git Up”. (Foto: @Ajani.huff/tiktok)

Los influencers que interpretaron el baile obtuvieron millones de me gusta, mientras que los me gusta en el video original de Bloomgarden siguen estando en los miles. Incluso celebridades como Kylie Jenner y Shaquille O’Neal participaron en la tendencia. “Mi video nunca se hizo en verdad viral”, dice Bloomgarden. “A veces me daban el crédito, pero conforme empezó a hacerse más grande, los créditos empezaron a hacerse menos y menos y menos”.

En agosto de 2020, Jimmy Fallon, presentador del Tonight Show,montó un juego dentro del programa donde él y el actor Joseph Gordon-Levitt intentaban hacer bailes populares de TikTok, todos mostrados a través de videos de Easterling. En uno, ella interpretaba el baile de Bloomgarden de “Out West”. Hasta que Newsweek se lo mencionó, Bloomgarden comenta que “no tenía idea” de que su rutina hubiera sido presentada en el programa.

Fallon cometió su propia pifia de baile de TikTok este año al renovar el escándalo por la falta de reconocimiento a los creadores negros. En un segmento de marzo de 2021 hizo que Easterling interpretara una serie de bailes virales. Los espectadores que los reconocieron como la obra de creadores a quienes no se les daba crédito estaban escandalizados. Fallon posteriormente presentó a las creadoras originales de los bailes, quienes en su mayoría eran negras: Keara Wilson, Mya Johnson y Chris Cotter, Dorien Scott (“Corvette Corvette”) y Camyra Franklin (“Laffy Taffy”).

Te interesa: ¿Qué datos recopila TikTok? Casi los mismos que Facebook, afirma experto

Después de darse a conocer como la creadora del baile de “Out West”, Bloomgarden dice que ha recibido apoyo, pero también ha sufrido ataques, incluido “un montón de comentarios del tipo ‘tú no inventase el baile’, ‘Addison Rae inventó este baile’, ‘Charli [D’Amelio] inventó este baile’”. Bloomgarden ahora comenta que ha recibido una oferta para actuar y un acuerdo con los productores del juego en línea Fortnite para reproducir su baile en un emote, un emoji que indica una acción en vez de una emoción. Sin embargo, ella todavía siente que “se perdió” muchas oportunidades.

“Porque cuando estaba de moda nadie sabía que fui yo. Pero ahora que, digamos, se apagó y es cosa del pasado, la gente sabe que fui yo”, expresa.

DINERO PERDIDO

Además de las oportunidades perdidas en el momento de más popularidad de los bailes, a los creadores negros de bailes se les sigue retribuyendo menos incluso después de que se les da el crédito. Un informe de marzo de Bloomberg halló que los comerciantes les pagan a los influencers negros de TikTok considerablemente menos dinero que a sus pares blancos, incluso cuando estos últimos únicamente imitan el contenido originado por los primeros.

Charli y Dixie D’Amelio les deben su celebridad a rutinas de baile virales. (Foto: Gotham/GC Images/Getty)

Después de la muerte de George Floyd a manos de la policía de Mineápolis, en mayo de 2020, TikTok anunció cierta cantidad de medidas para defender la justicia racial, incluidas promesas de abordar el sesgo algorítmico y elevar a los creadores negros. “TikTok es un espacio inclusivo para la expresión positiva y creativa. Nuestra comunidad de creadores es dinámica y diversa, y los creadores negros son una parte vital de ella”, dice un portavoz de TikTok a Newsweek.

Mutale Nkonde es miembro del Consejo Asesor de Contenido de TikTok y la directora ejecutiva fundadora de la compañía de comunicaciones AI For The People, la cual busca combatir el sesgo racial en la tecnología. Nkonde no trabaja para TikTok, pero examina la actividad en la aplicación y hace recomendaciones no vinculantes. Desde que se unió al consejo, Nkonde dice que ha visto “más conciencia” alrededor de la cultura negra en internet, sobre todo el papel del baile en las comunidades negras.

“No sé que eso se discutiera necesariamente antes de que yo llegara”, comenta Nkonde a Newsweek, y señala una característica nueva en la interfaz estadounidense de TikTok, la cual les permite a los usuarios que coreografían bailes virales a figurar de manera eminente en las listas de videos de canciones relevantes.

Te recomendamos: Otra acusación contra TikTok: reduce el alcance de usuarios con discapacidad, sobrepeso y LGBTI

Dado que la apropiación de bailes de creadores negros inflige “heridas culturales profundas”, a decir de Nkonde, algunos tiktokeros están reclamando su contenido, ya sea mediante usar el característico “dueto” de la aplicación, para actuaciones con la pantalla dividida junto a usuarios que popularizan sus rutinas o mediante filmar colaboraciones en persona. “Los tiktokeros negros resisten de esta manera, y esto realmente sigue la tradición del baile siendo una forma de resistencia en general”, comenta Nkonde. “Pienso que esta es una cosa única de los negros, en el sentido de que siempre tenemos que resistir, siempre tenemos que cambiar de forma”.

La penetración del impacto creativo de la gente negra en toda la cultura popular no se puede exagerar. Ve el country rap, que en 2019 le abrió paso al hablar rítmico sureño con ritmos trap en las listas de reproducción de la Generación Z. como el rock, la música country es un género asociado ampliamente con artistas blancos, pero sus orígenes claves y tradiciones incluyen canciones, instrumentos e intérpretes afroestadounidenses.

El rapero Blanco Brown, de “The Git Up”. (Foto: John Shearer/Premios CMT 2021/Getty)

Después de la canción muy popular de Lil Nas X, “Old Town Road”, en 2018 (cuyo ascenso fue impulsado por la viralidad en TikTok), en mayo de 2019 Blanco Brown lanzó “The Git Up”. Poco después, el baile de “The Git Up” surgió en TikTok. Su encarnación más popular fue un video de junio de 2019 de Harvey Bass, por entonces un estudiante de 16 años del Reino Unido. Bass, quien es blanco, interpretó el baile en su uniforme escolar.

La coreografía diestra, junto con el parecido asombroso de Bass con McLovin de Superbad, lo catapultó a la gloria de las redes sociales. Al día de hoy se cree ampliamente que Bass inventó el baile, pero su creador real es Ajani Huff, un influencer negro de 20 años de Los Ángeles.

“No lo esperaba, porque hice el baile y lo subí; me tomó algunos intentos para que el baile empezara a ser tendencia”, dice Huff a Newsweek. “Luego, cuando vi [el video de Bass], en realidad estaba más contento, en el sentido del hecho de que la gente ahora iba a hacer mi baile”.

También lee: TikTok recopila información personal y la envía a China, dice demanda presentada en EU

Huff y su hermano Davonte House, de 22 años, inventaron el baile y subieron su video a TikTok días después de que Brown estrenó su canción. Pero después de que Bass subió el video que “estalló de la noche a la mañana”, los hermanos decidieron hacerse conocidos mediante subir un nuevo video de su baile con la leyenda “Nuestro baile es tendencia, entonces ¿por qué no hacerlo de nuevo?”

“Fue entonces que la gente en verdad empezó a comentar, diciendo: ‘Este no es tu baile’, ‘Harvey lo hizo primero’,” comenta Huff a Newsweek. “O sea, la gente comentaba en mi video de mi baile diciendo que no era mi baile”.

Nicole Bloomgarden, creadora del baile de “Out West”. (Foto: @nicolebloomgarden/tiktok)

Blanco Brown finalmente invitó a Huff, House y Bass para aparecer en un video musical de “The Git Up”, estrenado en septiembre de 2019. Los hermanos aparecieron entre una multitud de personas hacia el final del video, pero a Bass le dieron un solo temprano bailando en su característico uniforme escolar.

Al considerar “cómo es la industria”, comenta Huff, entendió la decisión de resaltar a Bass a causa de su popularidad. “Pero sí más o menos apesta, porque también era mi baile y yo lo hice, pero, ya sabes, sin rencores”, dice. Huff, House y Bass luego unieron fuerzas para un video de TikTok en el cual interpretaron el baile juntos, con la leyenda “La colaboración que todos esperaban”.

No te pierdas: Qué es la app TikTok y por qué alcanzó tanto éxito entre los jóvenes

Huff, quien tiene más de 4 millones de seguidores en TikTok, expresa su gratitud a la compañía. TikTok sí lo recomendó para que apareciera en The Ellen DeGeneres Show y lo invitó para hablar en un evento del Mes de la Historia Negra. Sin embargo, el problema de la coreografía sin crédito persiste. Huff culpa al algoritmo de TikTok, así como a la aparente renuencia de los influencers más grandes de dar créditos, etiquetando a los creadores originales solo después de que sus propias versiones se han vuelto virales o enterrando el reconocimiento en las atascadas secciones de comentarios.

Estas tácticas no les han pasado desapercibidas a los admiradores devotos. “Los admiradores comentarán: ‘Créditos del baile’, ‘Este no es tu baile’, ‘Este es el baile de esta persona, ponlo bien’”, comenta Huff. “Así que apesta, pero al final también se siente bien que tengamos bases de admiradores leales que de verdad van y atacan a estos creadores más grandes”.

¿CARA NEGRA DIGITAL?

Si bien el baile es la forma de arte que prácticamente define a TikTok, la aplicación es impulsada por el audio que reúne el contenido viral. Tocar un sonido popular despliega una lista interminable de videos que lo usan, dando paso a los memes de audio. Muchos de los memes de audio de TikTok cuentan con música y diálogo de personas negras, muchos de los cuales hablan el inglés vernáculo afroestadounidense (AAVE).

Jimmy Fallon y Charli D’Amelio en ‘The Tonight Show’ en marzo de 2020. (Foto: Tommy Garcia/Bravo/NBCU Photo Bank/Getty)

Se pueden ver usuarios de TikTok de todos los colores moviendo la boca junto con frases icónicas, muchas por celebridades femeninas negras como Nicki Minaj, Wendy Williams y NeNe Leakes. En una frase que se volvió un meme ampliamente difundido, Leakes exclama: “Oh child, the ghetto!” (“¡Oh, niña, el gueto!”). Mujeres no famosas e involuntarias también son usadas como material base. En un mensaje de correo de voz lleno de groserías oído (y remezclado) en todo el mundo, una mujer llamada Jasmine Collins acusa a su gerente de racismo.

El fenómeno de los usuarios de internet no negros que usan las voces y estéticas de personas negras se ha llamado como “cara negra digital”. El término, que hace referencia al maquillaje usado por intérpretes blancos en los racistas shows de variedades del siglo XIX, fue acuñado en un artículo de opinión en Teen Vogue por la escritora y académica Lauren Michele Jackson.

Apryl Williams, profesora adjunta de comunicación y medios en la Universidad de Michigan, comenta a Newsweek: “Tal vez hoy no tenga el mismo trasfondo de terror racial que tenía por entonces, pero al mismo tiempo la idea subyacente de mofarse de la negritud para entretenimiento de los blancos es la misma”.

Te interesa: ‘Tótems contemporáneos, las marcas en las que creen los consumidores’

Continúa la experta: “Al usar esas palabras, esos sonidos, el AAVE, la gente más o menos confía en estos tropos de la negritud y los saca de contexto, lo que los hace graciosos. Estamos convirtiendo en humorosa la realidad vivida y la experiencia en la vida real que puede o no estar pensada para ser humorosa”.

En mayo, Rolling Stone reportó que Joey Casanova, el peleador negro retirado de artes marciales mixtas, había publicado un video en TikTok en el que fingía ser rociado con balas. Aparecía un texto con cada disparo, recordando traumas pasados como una agresión sexual y problemas de salud mental. El formato pronto fue parodiado por los tiktokeros, quienes lo usaron para chistes autocríticos y quejas sobre inconvenientes menores.

Harvey Bass haciendo el baile de “The Git Up” de Ajani Huff y Davonte House. (Foto: @harveybass/tiktok)

Otro ejemplo es el meme del “Doble Homicidio”, el cual se deriva de un video de prueba en este abril para la segunda temporada de Joseline’s Cabaret, el programa de realidad transmitido en línea. La presentadora, Joseline Hernández, les dice a las competidoras sobre crecer siendo pobre en su Puerto Rico natal. Una joven negra, Aqua, empieza a llorar y luego cuenta, entre lágrimas, su propia experiencia de haberle puesto fin a un embarazo de gemelos. La competidora Big Lex dice sin pensar: “Diablos. Doble homicidio”. Pronto se hizo burla de la escena en línea, por personas que hallaron una oportunidad de hacer humor negro. En TikTok, la frase “doble homicidio” fue reconvertida para que significara cualquier infortunio o desengaño sufrido por gemelos.

Aqua, de 22 años y oriunda de Detroit, cuyo nombre real es Kasie McCalvin, le dice a Newsweek que en este momento no tiene hogar, habiéndose salido de Joseline’s Cabaret alrededor del quinto episodio debido a su ambiente “tóxico”. Comenta que le puso fin a su embarazo poco antes de su cumpleaños número 21, y que tomó la decisión después de que el padre de los bebés la abandonó. “Yo estaba muy sensible, si se caía un alfiler, lloraba”, revela. “Todavía estaba muy devastada”.

McCalvin recuerda que se sintió “débil” después de abrirse delante de las cámaras encendidas. Luego se dio el comentario frívolo. McCalvin dice que recibió una avalancha de llamadas de “todos los que tenían mi número” en cuanto el video se hizo viral. “No voy a mentir, sí tuve un momento en el que derramé algunas lágrimas porque es algo como: ‘Guau, el mundo en verdad se está riendo de esto’”, expresa. “Estaba horrorizada de cuán grosera es la mitad del mundo. Y simplemente repugnante”.

Pero McCalvin ahora ve su aparición en Joceline’s Cabaret como un “trampolín” para ayudar a empoderar a las mujeres mediante normalizar los traumas que a menudo no se mencionan. Dice que planea retirarse cuando cumpla cinco años en la industria del entretenimiento para adultos y espera estudiar una carrera en medicina podóloga.

“Estoy lista para ir a otra parte”, finaliza. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.