Continuismo socialista y futuro de Assange y Unasur, en juego en Ecuador

Paola LOPEZ
1 / 4

Sara Montenegro emite su voto por las elecciones presidenciales, en el marco del programa "Votar en casa" dirigido a las personas con discapacidad en Quito, el 31 de marzo de 2017

Sara Montenegro emite su voto por las elecciones presidenciales, en el marco del programa "Votar en casa" dirigido a las personas con discapacidad en Quito, el 31 de marzo de 2017 (AFP | Juan Cevallos)

Con antagónicas visiones de país entre el oficialista Lenín Moreno y el conservador Guillermo Lasso, el balotaje del domingo en Ecuador pone en juego la continuidad del socialismo en la golpeada izquierda latinoamericana, pero también arriesga el futuro de Julian Assange y de Unasur.

- Izquierda a prueba -

Los comicios en Ecuador, marcados por una delicada situación económica y acusaciones de corrupción contra el gobierno del saliente Rafael Correa, podrían inclinar la balanza en favor de la derecha que retornó en Argentina, Brasil y Perú, en lo que algunos llaman la "restauración conservadora".

Se "emitiría una señal clara de que existe un cambio ideológico en la región de no ganar" Moreno, opinó Katalina Barreiro, del Instituto de Altos Estudios Nacionales (Iaen).

Para Barreiro, si vence el candidato de la derecha supondrá la "muerte" de un proceso iniciado por Correa, un economista de 53 años que desde de 2007 ha encabezado la década más estable de la historia reciente ecuatoriana.

"Cuando 'mueren' los líderes de procesos así, muy probablemente esos procesos quedan interrumpidos. Cuando hablo de morir puede ser este cambio hacia la derecha", explicó.

Otros analistas señalan , sin embargo, que pese al desgaste de los gobiernos de izquierda, un posible triunfo de Lasso en Ecuador no terminará con la ola progresista en la región.

"Estamos en un periodo de viraje, donde ya hay un debilitamiento de la hegemonía de los gobiernos progresistas. Eso no quiere decir que van a terminar", dijo el politólogo Napoleón Saltos.

"No coincido con ese criterio de que el fin del ciclo es una derrota electoral", añadió este experto de la Universidad Central.

- Invitado incómodo -

El resultado de la elección también será decisivo para el fundador de WikiLeaks. El australiano Julian Assange permanece en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, cuando recibió asilo del gobierno de Correa para evitar su extradición a Suecia por supuestos delitos sexuales que él niega.

Mientras Moreno es partidario de mantener el asilo, Lasso planteó todo lo contrario.

Correa ha cuestionado el "entreguismo" de la derecha y su afán de "atentar contra los derechos humanos", tras el anuncio del candidato opositor de que no continuará una situación que considera insostenible. "La embajada de Ecuador no es un hotel", dijo a AFP.

"La presencia de Assange en la embajada es un símbolo más bien de una posición en concreto del gobierno (...), principalmente de Correa", señaló Barreiro, agregando que para que se produzca la salida de, el próximo presidente deberá cambiar la estrategia de negociación con Suecia y Reino Unido.

- ¿Adiós a Unasur? -

Cobijados por gobiernos progresistas, dos iniciativas vieron la luz en la última década en Latinoamérica: la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la cadena de TV Telesur, ambas con oficinas en Quito.

Lasso afirmó que dirá "váyase de aquí" a la Unasur, que tiene su sede en las afueras de la capital ecuatoriana, y llegó a plantear que instalará la presidencia en el edificio de la organización si éste es funcional. Moreno, en tanto, se espera que mantenga una postura de integración regional.

"Si gana Guillermo Lasso se debilitará mucho la Unasur y el gobierno de Ecuador le dará menos importancia a esa alianza", indicó el analista político Paolo Moncagatta, de la Universidad San Francisco."Si gana Moreno le seguirá dando el mismo apoyo, pero probablemente dedicándole menos recursos (...) pero la importancia simbólica seguirá", agregó.Para Barreiro lo más probable es que con un gobierno de derecha haya un "cambio de agenda" en Unasur, orientada hacia temas comerciales y de inversión.En cuanto a Telesur, una cadena de televisión multiestatal de noticias con sede central en Caracas y oficinas en inglés en Ecuador, los candidatos no se han pronunciado, pero Lasso es crítico de medios estatales por considerar que hacen una "campaña sucia" en su contra.Y luego del retiro del apoyo financiero a la cadena por parte del gobierno de Mauricio Macri en Argentina, algunos especulan que en Ecuador, con Lasso presidente, Telesur podría correr igual suerte.