Continúa ola de homicidios en Morelia

·2  min de lectura

MORELIA, Mich., julio 12 (EL UNIVERSAL).- En las últimas horas, una persona fue asesinada en la colonia Jesús Romero Flores de la ciudad de Morelia. Antes, la cifra de un ataque en contra de adolescentes aumentaba a tres muertos y tres lesionados.

Los informes indican que sujetos armados dispararon contra un hombre sobre la calle Coronel Carlos Robinsón, al norte de la ciudad.

Los cuerpos de auxilio confirmaron que la víctima murió de inmediato, debido a la gravedad de las lesiones que le ocasionaron los impactos de bala.

Los reportes también revelaban que luego de que sujetos armados ingresaran a un domicilio de la colonia Nicolás Romero, el saldo aumentaba a tres adolescentes muertos y cuatro más lesionados.

El hecho ocurrió al interior de una vivienda ubicada sobre la calle Chicalote, donde sujetos armados dispararon contra un grupo de adolescentes que estaban en una fiesta.

En el lugar murieron David Emmanuel y Pedro Rafael, de 16 y 17 años de edad, respectivamente. Después, confirmaron la muerte en el hospital de Juan Ricardo de 13.

Los servicios de emergencia atendieron y canalizaron a un hospital a Ivette, de 18 años; Bryan Salvador y de 22, Karla de 17. Todos con disparos en la cabeza.

Vecinos refieren que todo se trató de un ajuste de cuentas entre jóvenes, por un asunto de deudas en la compra de drogas.

Las cifras

Cifras oficiales revelan que en lo que va de este año, en el municipio de Morelia se han registrado 7 mil 204 delitos, de los cuales, 219 son homicidios dolosos.

Eso hace de Morelia, el municipio más violento de Michoacán en materia de homicidios dolosos, seguido de Zamora con 181 asesinatos y Uruapan con 134.

Se ha buscado al alcalde Alfonso Martínez Alcázar, a su comisionado en seguridad, Alejandro González Cussi, y al departamento de Comunicación Social, para que fijen una postura al respecto y han respondido con silencio.

Mientras los homicidios dolosos han hecho de las dos administraciones de Martínez Alcázar, las más cruentas en la historia de Michoacán en materia de homicidios dolosos, en el centro de la capital michoacana, era denunciado un presunto abuso de autoridad. Automovilistas denunciaron que al menos una veintena de elementos de la Policía Municipal fueron utilizados para bajar de su vehículo a un conductor.

Todo inició cuando le marcan el alto a una persona, por un supuesto incidente de tránsito; el conductor se negó a bajar de su vehículo y los oficiales pidieron "refuerzos".

La presencia policial se incrementó sobre la calle Bartolomé de las Casas y entre más de 20 elementos bajaron al automovilista de su vehículo.

Transeúntes, conductores del transporte público y de unidades particulares, trataron de impedir el arresto del joven; incluso una mujer fue agredida por uno de los policías.

Al final, el automovilista es sometido por la multitud de policías y presentado ante un juez cívico.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.