Continúa la labor diplomática para detener la violencia entre Israel y palestinos

·4  min de lectura

El Cairo, 18 may (EFE).- Cuando se cumplen nueve días de la devastadora ofensiva israelí contra la Franja de Gaza, la comunidad internacional, en especial Egipto y Jordania, continúa los contactos diplomáticos para detener la violencia entre Israel y las facciones palestinas, aunque hasta el momento no se han logrado resultados.

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, de visita oficial en París, se reunió con su homólogo francés, Emmanuel Macron, para abordar precisamente una posible salida negociada a la que es la peor crisis de los últimos siete años y que cumple hoy su novena jornada con un saldo de 213 muertos en la franja y 12 en Israel.

A ellos se sumó el rey Abdalá II de Jordania, por videoconferencia, que subrayó junto a Al Sisi la importancia de este encuentro y la necesidad de restablecer la calma en los territorios palestinos ocupados y en Gaza como primer paso antes de promover el proceso político para una solución duradera al conflicto.

EGIPTO Y JORDANIA: ADALIDES DE LA CONCORDIA

Tanto Egipto como Jordania han ejercido tradicionalmente como mediadores entre israelíes y palestinos y, en esta ocasión, El Cairo envió la semana pasada una delegación a Israel para intentar pactar una tregua y detener la escalada de violencia, aunque hasta el momento las negociaciones no han dado frutos.

Por este motivo, Al Sisi dijo desde la capital francesa que la reunión de hoy con Francia y Jordania "busca cristalizar las acciones conjuntas de los tres países para detener la violencia y contener la escalada peligrosa", según un comunicado de la Presidencia egipcia.

El mandatario egipcio dijo que su país "continuará haciendo todo lo posible para parar la actual escalada mutua, intensificando los contactos con todos los actores internacionales interesados y con la parte palestina e israelí" y pidió al resto de países que hagan esfuerzos de mediación para detener la violencia.

Para Al Sisi es de vital importancia que "se restablezca la calma" y que se dé apoyo y asistencia a los palestinos, algo que El Cairo ha empezado a hacer poniendo a disposición de los heridos de la Franja de Gaza hasta once hospitales y 165 ambulancias, además de mandar un cargamento de 65 toneladas de suministros médicos al enclave costero.

En esa línea, Egipto anunció también que ofrecerá 500 millones de dólares para la reconstrucción de la Franja de Gaza donde han sido dañados 76 edificios, 725 viviendas, escuelas, carreteras y otras infraestructuras.

El monarca jordano, que desde el inicio de la ofensiva israelí ha sido uno de los líderes mundiales que más ha condenado la violencia, también conversó por teléfono hoy con la canciller alemana, Angela Merkel, quien en los últimos días ha expresado su solidaridad con Israel, el extremo contrario al de Jordania.

Así, Abdalá II le dijo a Merkel que la violencia solo la ejerce Israel contra los palestinos y señaló que para prevenir este ciclo de hostilidades "se necesita una solución política".

Jordania aboga por la solución de los dos Estados, apoyada por gran parte de la comunidad internacional y la ONU, y que prevé la creación de un Estado palestino independiente junto a Israel, en las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como su capital.

CORRECCIÓN E INACCIÓN POLÍTICA

Hasta el momento, la corrección y la inacción política respecto a la escalada de la violencia ha sido el punto en común en la mayoría de los países y organismos internacionales, así como en los estados árabes que establecieron relaciones diplomáticas con Israel a finales de 2020 como Emiratos Árabes Unidos o Baréin.

La Liga Árabe, histórica defensora de la causa palestina, ha sido más contundente y ha condenado las acciones israelíes contra la franja de Gaza, a pesar de las divisiones existentes en este organismo panárabe, que ha visto cómo en los últimos meses algunos de sus miembros establecían lazos con el archienemigo común.

La Liga está ahora tratando de conseguir unificar posturas que defiendan la causa palestina y el Parlamento Árabe hizo un llamamiento hoy a la comunidad internacional, la ONU y a la Unión Europea y a "condenar las violaciones israelíes contra el pueblo palestino", dijo el presidente de la Cámara, Adel al Asumi.

En su discurso en una reunión de emergencia del Parlamento árabe, Asumi expresó su esperanza de que "los intentos tengan éxito en alentar a estos organismos y parlamentos internacionales a estar con el derecho palestino y a frenar las practicas israelíes, que han llegado a un nivel muy grave".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.