Continúa escasez de analgésicos y papas fritas en tiendas del Reino Unido en medio de la crisis de suministro mundial

·4  min de lectura

Los compradores podrían seguir teniendo dificultades para conseguir papas fritas en los supermercados del Reino Unido, según estadísticas oficiales.

Los datos de la encuesta, recopilados por Kantar Public y compartidos con la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), encontraron que algunas tiendas continuaban con bajas reservas de frituras.

Aunque aún había una escasez considerable de multipacks cuando se recopilaron los datos, entre el 19 y el 22 de noviembre, y el 24% de las tiendas tenían poca o ninguna oferta, la falta de productos se ha reducido ligeramente desde el 30% de la semana anterior.

Una falla informática a principios de este mes que interrumpió la producción en Walkers, el mayor fabricante de papas fritas del Reino Unido, provocó una fuerte caída en los niveles de producción. La compañía advirtió en ese momento que podría llevar semanas volver al ritmo de producción normal.

Más preocupante, sin embargo, es la escasez actual de analgésicos de venta libre, paracetamol e ibuprofeno. Casi una de cada cinco tiendas tenía bajas o nulas existencias de paracetamol entre el 19 y el 22 de noviembre.

 (ONS/Kantar Public)
(ONS/Kantar Public)

Las cifras, que forman parte del análisis periódico de la ONS sobre cómo le ha ido a la economía durante la pandemia, ayudan a visualizar las experiencias de los consumidores durante la crisis global de la cadena de suministro y la desintegración parcial del comercio UE-Reino Unido.

Los informes de escasez se dan en el contexto del aumento de los costos para los consumidores, mientras que la Confederación de la Industria Británica (CBI) registra el mayor aumento desde 1990 en los precios de venta en lo que va del año.

El CBI señaló que los datos de sus miembros indicaban que los precios también continuarían su camino ascendente el próximo mes, lo que aumentaría la presión sobre las billeteras de los compradores en navidad, ya que la inflación supera el crecimiento de los salarios.

Los datos mostraron un panorama relativamente positivo para los minoristas, lo que sugiere que las ventas fueron relativamente fuertes para la época del año. Sin embargo, algunos economistas se mostraron cautelosos acerca de si esto sería algo duradero, ya que la medición anual también se vio afectada por las restricciones de covid-19 el año pasado.

“Sin embargo, estas señales positivas probablemente reflejen el que los compradores están adelantando sus compras navideñas ante las advertencias de una posible escasez, en lugar de un repunte de la demanda subyacente”, comentó Gabriella Dickens, economista senior del Reino Unido de Pantheon Macroeconomics.

Esto podría ser confirmado por los datos que obtuvieron separadamente ONS/Kantar, los cuales muestran que más de una de cada 10 tiendas se quedó sin carne de cerdo fresca, pavo congelado y agua gasificada.

Las cifras de la ONS aparecen luego de que la Asociación de Comercio de Vinos y Licores (WSTA) dijera que sus miembros habían estado reportando graves retrasos en la importación de productos, de hasta cinco veces el plazo normal.

La industria continúa luchando contra la interrupción económica mundial debido a la pandemia y la escasez de conductores de mercancías pesadas.

En marzo de este año, en medio de los crecientes niveles de casos de coronavirus, India, uno de los mayores proveedores de medicamentos genéricos del mundo, impuso límites a las exportaciones. Muchos insumos para estos medicamentos, a menudo obtenidos en China, también habían escaseado para los importadores indios, apuntaron los expertos de la industria.

La escasez que existe desde el embalaje hasta las materias primas y los límites en la capacidad de carga han servido para crear una crisis en la cadena de suministro de medicamentos.

Sin embargo, el problema no se está disipando tan rápido como algunos expertos de la industria esperaban originalmente. Varios estudios de comercio global sugieren que los costos de envío y otros factores desencadenantes de la interrupción de la cadena de suministro durarán hasta el próximo año.

En general, para la gama de artículos sobre los que se realizó la encuesta, alrededor del 10 por ciento de las tiendas tenían poca o ninguna cantidad de productos, lo que es “muy similar” a estimaciones anteriores, observó la ONS, lo que sugiere que la escasez general no ha empeorado.

Aún así, esto no significa que la economía vaya a evitar aumentos de precios debido a la escasez de una variedad de insumos industriales. Se prevé que la inflación alcance un máximo del 5% en abril de 2022, advirtió el Banco de Inglaterra.

Relacionados

La inflación amenaza la temporada de ofertas en México

Empeora opinión de los estadounidenses sobre la economía

“No somos servicio postal”: Psaki dice que no garantizan paquetes en fiestas por crisis de cadena de suministro

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.