CONTEXTO-¿Qué pasará con el peso mexicano tras las elecciones del 6 de junio?

·4  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Una ilustración fotográfica muestra pesos mexicanos y dólares estadounidenses en Ciudad de México.

Por Noe Torres y Abraham Gonzalez

CIUDAD DE MÉXICO, 1 jun (Reuters) - México se prepara para acudir a las urnas el domingo en los mayores comicios de su historia, en los que serán renovados miles de cargos de elección popular, y que mantienen al peso expectante sobre la nueva composición de la Cámara de Diputados.

Desde hace unas semanas, la moneda ha oscilado en un rango de 19.75 a 20 unidades por dólar debido a la cautela de los inversionistas, a la espera de los resultados de los comicios que determinarán gran parte del capital político del presidente Andrés Manuel López Obrador en la segunda mitad de su gestión.

Actualmente, la cámara baja está controlada por el partido oficialista, Morena, con poco más de la mitad de los 500 escaños, y las encuestas proyectan que si bien podría perder dominio, lograría conservar su influencia con ayuda de sus aliados, el Partido del Trabajo y el Partido Verde.

Aún así, la expectativa prevalece en el mercado. Estos son algunos de los escenarios posibles y su impacto en el peso mexicano, de acuerdo con 15 analistas y expertos del mercado de cambios consultados por Reuters:

* CON AYUDA DE SUS ALIADOS CONSERVA MAYORÍA

Al igual que las encuestas, es el escenario más probable que prevén los estrategas, con 14 de ellos anticipando que el partido gobernante requeriría de sus aliados para conservar más de la mitad de los asientos, lo cual le seguiría permitiendo aprobar o rechazar algunos dictámenes, como el presupuesto nacional.

En ese caso, la moneda podría debilitarse rumbo a 20.35 unidades, un declive de un 2.2% frente a su actual nivel, según las proyecciones del mercado, que teme que ante un menor predominio de su partido por sí solo, López Obrador recurra a mecanismos como plebiscitos y consultas para impulsar sus propuestas.

"Hay un sesgo a que el peso pueda depreciarse ante una incertidumbre de lo que seguiría en la segunda mitad del mandato de López Obrador", aseveró Gabriel Lozano, economista en jefe para México de JP Morgan.

* ELEVA SU PODER DE DECISIÓN

Sólo uno de los analistas -quien pidió no ser identificado- tiene como escenario base que las fuerzas políticas afines al presidente aumenten considerablemente su presencia legislativa y logren alcanzar dos terceras partes de las curules, lo cual es necesario para impulsar o revertir reformas constitucionales.

Bajo ese contexto, el peso sufriría pérdidas de un 5.5% frente a sus niveles actuales, de acuerdo con el consenso, oscilando en torno a 21 unidades, con la mirada puesta en las propuestas que pueda lanzar López Obrador.

"Si Morena gana una mayoría calificada, eso abriría la puerta a cambios constitucionales, como más intervención en el sector energético, lo cual probablemente causará mucha preocupación entre los inversores", afirmó Nikhil Sanghani, economista para América Latina de Capital Economics.

El presidente es un fuerte crítico de la profunda reforma energética realizada del 2013-2014, que acabó con el monopolio de la petrolera estatal Pemex y aumentó la apertura del sector al capital privado y extranjero.

López Obrador, un nacionalista en materia energética, ha tomado pasos para fortalecer las débiles finanzas de Pemex, como inyecciones de capital y reducciones de impuestos; además de promover cambios en las leyes de hidrocarbuos y de la industria eléctrica para favorecer al operador nacional y a la también estatal de electricidad, la CFE.

* PIERDE EL DOMINIO DE LA CÁMARA

El escenario menos previsible entre los especialistas cambiarios es que el partido gobernante y sus aliados pierdan la mayoría ante la oposición.

De ser así, la moneda avanzaría un 2% rumbo a 19.50 unidades, pero ese fortalecimiento sería transitorio si López Obrador comienza a tomar medidas radicales como sucedió en 2006 cuando desconoció el resultado de la elección presidencial tras perder los comicios por un puñado de votos, coincidieron.

"En un caso extremo, en el que le vaya muy mal a Morena y el presidente tome una actitud antidemocrática y no reconozca los resultados, entonces sí hay riesgo de inestabilidad política e institucional y el tipo de cambio podría reaccionar, pero eso lo veo muy poco probable", dijo Marco Oviedo, analista de Barclays.

Y es que López Obrador tiene un historial de críticas a reguladores y organismos autónomos cuando éstos no le favorecen, e incluso él y su partido han planteado eliminarlos o restarles influencia, lo que opositores y expertos han calificado como un riesgo para el contrapeso de poderes.

Por otro lado, en la antesala de los comicios, el mandatario criticó a la autoridad electoral, argumentando que es omisa sobre supuestas irregularidades en elecciones estatales que no benefician a los candidatos de su partido.

(Con reporte adicional de Miguel Angel Gutiérrez; Editado por Ana Isabel Martínez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.