CONTEXTO-¿Camino a lo ecológico? ¿Marca la diferencia la compensación de emisiones de CO2?

Por Susanna Twidale
FOTO DE ARCHIVO: Un motor de camión cerca de la frontera México-Estados Unidos en Otay Mesa, California

Por Susanna Twidale

LONDRES, 27 nov (Reuters) - Entre los temas más controvertidos en la cumbre internacional sobre cambio climático que se celebrará en Madrid del 2 al 13 de diciembre figura el papel de los mecanismos de mercado para reducir las emanaciones de gases de efecto invernadero, como las compensaciones de emisiones carbono.


¿QUÉ ES LA COMPENSACIÓN DE EMISIONES Y POR QUÉ ES UN TEMA DELICADO?

La compensación de emisiones de carbono permite a un país ayudar a alcanzar sus propios objetivos de reducción de emisiones financiando dicha reducción en otro país. Las empresas también utilizan cada vez más los créditos de carbono para compensar sus emisiones.

El primer gran esquema de compensación, el mecanismo de desarrollo limpio (MDL) de la ONU, fue establecido bajo el Protocolo de Kioto de 1997, en el que 190 países acordaron objetivos de reducción de emisiones país por país.

El esquema fue diseñado para ayudar a financiar proyectos de reducción de emisiones en los países en vías de desarrollo, al mismo tiempo que proporcionaba créditos de compensación al mundo desarrollado para ayudar a cumplir con los objetivos de Kioto.

Los negociadores en Madrid van a abordar qué tipo de compensaciones, en su caso, deberían utilizarse para cumplir los objetivos establecidos en el acuerdo de París de 2015 y cómo deberían supervisarse, tras algunos casos en los que la reducción de las emisiones no se ha materializado.

La cuestión acerca de qué país afirma la reducción de emisiones también tendrá que ser discutida a fondo, para evitar así la doble contabilidad.


¿QUÉ TIPO DE PROYECTOS SON ELEGIBLES?

Los sistemas de compensación de emisiones de carbono cubren todos los gases de efecto invernadero, pero se miden en términos de dióxido de carbono equivalente y pueden recibir créditos de carbono.

Más de 8.100 proyectos en 111 países se han registrado en el esquema del MDL, que ha entregado más de 2.000 millones de créditos de carbono, denominados Reducciones Certificadas de Emisiones (CER, por sus siglas en inglés), que representan 2.000 millones de toneladas de reducción de dióxido de carbono.

Los proyectos registrados en el marco de este programa van desde la captura y el uso de gases metano en el estiércol de los cerdos para crear electricidad hasta la sustitución de las cocinas tradicionales de leña y carbón por alternativas más limpias, como el etanol. Las compensaciones pueden ser compradas por individuos, compañías o países.


¿QUÉ PASA CON LOS SISTEMAS DE ALMACENAMIENTO DE CARBONO?

La reducción de las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación, o REDD+, permite a los países en desarrollo obtener créditos de carbono, que pueden vender, cuando reducen la deforestación y la degradación o conservan, rehabilitan y replantan los bosques.

Para ser seleccionados, los créditos de carbono de los proyectos REDD+ deben ser aprobados por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).


¿FUNCIONAN?

Los defensores dicen que la compensación de emisiones puede canalizar la tan necesitada financiación para el cambio climático en países en vías de desarrollo.

Los críticos dicen que la compensación de emisiones reduce los incentivos para los drásticos recortes de emisiones necesarios que deberían ayudar a frenar el calentamiento global y no siempre traen los beneficios previstos; por ejemplo, es posible que los árboles que nazcan no crezcan tan rápido como se había prometido.


(Información de Susanna Twidale; editado por Philippa Fletcher; traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk)