El conteo continua, pero Nueva York ya empieza a festejar la derrota de Trump

Agencia EFE
·2  min de lectura

Nueva York, 6 nov (EFE).- Nueva York, la ciudad que vio nacer a Donald Trump y donde forjó su fortuna, empezó este viernes a celebrar la derrota electoral del presidente incluso antes de anunciarse un ganador de las elecciones y a pesar de que el conteo de votos aun continuaba.

Cientos de jóvenes se congregaron en la céntrica plaza de Washington Square Park, donde celebraron la posible salida del mandatario de la Casa Blanca bailando y cantando al ritmo del "Na Na Hey Hey Kiss Him Goodbye" del grupo Stema, a la vez que vitoreaban "Fuck Donald Trump" (Que le jodan a Donald Trump) y "Get out, get out" (lárgate).

Los neoyorquinos expresaban así su alegría por la previsible victoria del demócrata Joe Biden, que cada día está más cerca de una victoria electoral muy ajustada y que ha mantenido en tensión a EE.UU. desde que se celebraran los comicios el pasado martes.

En el colorido festejo se vieron carteles luminosos con el nombre de Biden, mensajes contra el actual presidente como "Dump Trump" (Trump a la basura) o consignas en favor de la democracia como "Democracy is sexy" (La democracia es sexy), además de numerosas banderas multicolor que representan a la comunidad LGTB.

Los manifestantes también corearon el "We are the champions" de Queen, a la vez que ondeaban carteles con el mensaje "Blue wave" (Oleada azul), en referencia a la marea de demócratas, cuyo color es el azul, que han acudido a las urnas para apoyar a Biden.

"De manera colectiva hemos derrocado a un tirano", decía megáfono en mano en el Washington Square Park una de las organizadoras del evento, que también estuvo amenizado por diferentes instrumentos de percusión.

"Quiero que sepan que esta noche estamos de fiesta, pero mañana seguiremos luchando", aseveró.

La congregación después se convirtió en una marcha por las calles de Manhattan, y aunque los cientos de jóvenes estaban flanqueados por una importante presencia policial, poco más de tres horas después de iniciarse, la manifestación se dispersó sin que se produjera ningún incidente con las fuerzas de seguridad, a diferencia de lo ocurrido las últimas dos noches en Nueva York.

Según cifras de la policía, la noche del miércoles se arrestaron un total de 50 personas en otra protesta en contra de Trump después de que la policía acorralara en varias ocasiones a los manifestantes, que estaban ocupando la calzada, mientras que el jueves detuvieron a otros 19 en una marcha convocada por el movimiento Black Lives Matter, que fue mayoritariamente pacífica.

Este viernes, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, defendió la actuación de la policía de la ciudad después de que, de nuevo, el cuerpo fuera acusado de utilizar fuerza excesiva.

"Hay pruebas de que un pequeño número de personas no estaban ahí con propósitos pacíficos, y generalmente han sido las personas arrestadas. No es aceptable que alguien quiera provocar violencia, ya sea a personas o propiedades", afirmó el alcalde.

(c) Agencia EFE