Contemplar la lava con una manta en una terraza: La Palma tiene nuevo filón turístico en medio de la tragedia

El volcán Cumbre Vieja lleva activo desde el pasado 19 de septiembre y no existen señales de que vaya a parar a corto plazo. De hecho, se han abierto más centros de emisión y hay una nueva colada que está atravesando zonas que hasta ahora se habían salvado. Según el Pevolca, son ya más de 1.100 hectáreas las afectadas por la lava en la isla de La Palma. Este 29 de noviembre, además, se registraba un terremoto de magnitud 5 con una intensidad de V, la mayor desde el inicio de la erupción.

Más allá de la tragedia de las personas que han perdido sus casas, sus tierras o sus negocios o que han tenido que ser desalojadas, la erupción del volcán es también un espectáculo fascinante que se ha convertido en la principal atracción de la isla. El propio Cabildo de La Palma está tomando medidas para reactivar el turismo. No obstante, el 40% de su economía está ligado a este sector.

De este modo, cada día cientos de visitantes acuden a la isla para ver de cerca este espectáculo tan bello como devastador y se organizan excursiones hacia las zonas en las que se contempla mejor la actividad del volcán.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.