La contaminación atmosférica aumenta el riesgo de infección por covid-19 entre los adultos jóvenes

·3  min de lectura
Estudios anteriores han demostrado que en las zonas de mala calidad del aire hay más casos de covid-19 (Getty Images)
Estudios anteriores han demostrado que en las zonas de mala calidad del aire hay más casos de covid-19 (Getty Images)

Un nuevo estudio sugiere que la contaminación del aire aumenta el riesgo de infección por covid-19 entre los adultos jóvenes.

Estudios anteriores han demostrado que en las zonas de mala calidad del aire hay más casos de covid-19, lo que apunta a una posible relación entre el virus y las tasas de infección.

Ahora, los investigadores han descubierto que la exposición a determinados contaminantes atmosféricos relacionados con el tráfico puede aumentar el riesgo de contraer covid-19 en un 7 por ciento.

Científicos del Karolinska Institutet examinaron la relación entre la exposición a los contaminantes del aire en los domicilios de 4.000 jóvenes de Estocolmo y los resultados positivos de covid-19 en esta cohorte.

“Un 7 por ciento no parece mucho, pero dado que todo el mundo está más o menos expuesto a los contaminantes atmosféricos, la asociación puede ser de gran importancia para la salud pública”, señaló Erik Melén, profesor de Pediatría y uno de los coautores del estudio.

Los investigadores combinaron un proyecto de base poblacional que ha seguido a más de 4.000 participantes en Estocolmo desde su nacimiento con el registro nacional de enfermedades transmisibles de Suecia, SmiNet.

Identificaron a 425 personas que habían dado positivo a Sars-CoV-2 entre mayo de 2020 y finales de marzo de 2021. La edad media de los participantes era de 26 años y el 54 por ciento eran mujeres.

A continuación, los investigadores estudiaron las asociaciones entre la infección y la exposición a los contaminantes atmosféricos en los días anteriores a la prueba positiva de los participantes, en el día de la prueba y en los días de control posteriores. Cada participante sirvió como su propio control en estas diferentes ocasiones.

Las concentraciones diarias en el exterior de diferentes contaminantes atmosféricos en los domicilios de los participantes, incluidos el carbono negro y los óxidos de nitrógeno, se estimaron mediante modelos de dispersión.

El estudio, publicado en Jama Network Open, descubrió que la exposición al carbono negro y a las partículas contaminantes con un diámetro inferior a 10 micras y 2,5 micras se asocia con un mayor riesgo de dar positivo en la prueba de covid-19. No se observó ninguna relación entre el riesgo de infección y la exposición a los óxidos de nitrógeno.

Olena Gruzieva, profesora asociada del Instituto de Medicina Medioambiental del Karolinska Institutet, aseveró: “Nuestros resultados se suman al creciente conjunto de pruebas de que la contaminación atmosférica tiene un papel en el covid-19 y apoyan el beneficio potencial de mejorar la calidad del aire”.

Los investigadores afirmaron que el proyecto no consideraba el sexo, el tabaquismo, el sobrepeso o el asma como factores.

Señalaron que los resultados podrían verse afectados por la disposición a someterse a las pruebas de PCR y por el hecho de que muchos de los adultos jóvenes eran asintomáticos o solo presentaban síntomas leves tras la infección.

Los investigadores están estudiando ahora la relación entre los contaminantes atmosféricos y los síntomas posteriores a la infección por covid-19 en adultos jóvenes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.