Consulado de México espera identificación de migrantes muertos en Texas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Los Ángeles, 17 mar (EFE News).- El consulado de México en Del Río, Texas, está a la espera de corroborar la identidad de los ocho inmigrantes fallecidos en un accidente en ese sector, dijeron este miércoles las autoridades diplomáticas a Efe.

La sede diplomática habilitó un número telefónico para mexicanos que crean que sus familiares estuvieron involucrados en un accidente de carretera en la zona de Del Río, que dejó a ocho inmigrantes fallecidos y dos más heridos.

El accidente ocurrió en la tarde del lunes cuando agentes policiales perseguían una camioneta Dodge, que chocó frontalmente contra una Ford F-150.

"Debido a las lesiones sufridas, ocho pasajeros indocumentados de la camioneta Dodge fueron declarados fallecidos en la escena", dijo el Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas.

Las autoridades consulares dijeron en un comunicado que se encuentran en contacto con las autoridades locales para conocer los pormenores de lo ocurrido y confirmar la nacionalidad de las personas accidentadas.

Los cuerpos de los inmigrantes fallecidos fueron trasladados a la oficina del médico forense en Laredo, Texas, donde se realizará la identificación, detalló el consulado, que habilitó el número 1 830 734 9962.

Según el DPS, el conductor de la camioneta, Sebastián Tovar, de 24 años, sobrevivió al accidente e intentó huir a pie del lugar pero fue arrestado.

El accidente se produce dos semanas después de que otra camioneta con 25 inmigrantes sufriese, esta vez en California, otro grave accidente en el que murieron 13 indocumentados, en su mayoría mexicanos, que acababan de cruzar ilegalmente la frontera.

El pasado 2 de marzo otra camioneta con seis inmigrantes que huía de las autoridades provocó otra persecución policial en el condado de La Salle, sur de Texas, aunque en esa ocasión fueron detenidos sin mayores incidentes.

El DPS también participó en esa persecución y desplegó con éxito un dispositivo para inmovilizar el vehículo, que después de varias millas de persecución se detuvo cerca de Pearsall, Texas.

La muerte de los migrantes se da en medio de un aumento en la llegada de inmigrantes a la frontera sur, que vio cómo en febrero pasado 100.441 fueron detenidos tras cruzar de manera irregular la línea divisoria con México y en su mayoría fueron expulsados a México o sus países de origen.

La situación llevó este martes al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, a admitir que el aumento de casos desde abril de 2020 ha llevado a que se puedan igualar los peores registros en 20 años.

(c) Agencia EFE