Anuncios

Consuelo Duval llegó a creer que era demasiado fea para el cine

CIUDAD DE MÉXICO, enero 18 (EL UNIVERSAL).- Durante muchos años, Consuelo Duval pensó que no podía actuar en cine, porque cuando comenzaba un director le dijo que tenía una boca grande.

Eso, dice la actriz, le causó mucha inseguridad y por eso se alejó de todo casting para intentar obtener un papel en la pantalla grande, enfocándose en teatro y televisión.

"Me creí mentiras. Cuando iba iniciando fui a un casting de cine y el director que es de los cule… me dijo: tú no funcionas para cine porque sólo se va a ver tu bocota y fue algo que me pegó fuerte", recuerda Consuelo.

"Juré que el cine no me quería y luego deconstruí esa idea y dije que era alguien todo terreno. Hubo una época que el cine no quería a los actores de tv, nos ninguneaban, pero dije que algún día estaría ahí y ya se pudo", recalca.

A partir de la semana próxima Consuelo será vista en la pantalla grande con la comedia "Infelices para siempre", al lado de Adrián Uribe, su compañero profesional en "La Hora Pico".

La cinta cuenta la historia de una pareja de casados que ha caído en la monotonía y, entonces, es enviada por sus hijos a un viaje, en el que extrañamente viven diario el mismo día.

En el filme, contra su costumbre pública de ser tímida para mostrar su cuerpo, Consuelo aparece en bikini y tiene escenas íntimas con Uribe.

"Desnudar el cuerpo podría ser más fácil que el alma, fue buscar en mí las emociones para el personaje, que me creyeran", comenta. "Aquí había contacto físico, yo arriba de él y así, pero nos respetamos muchísimo", añade.

"Infelices para siempre" es dirigida por Noé Santillán López y fue filmada en 2019, pero por la pandemia y luego la búsqueda de una ventana en cines y no streaming, se fue posponiendo el lanzamiento.

Alexander Acha es el compositor de la música.

"Creo que uno de los mensajes de los personajes es que la belleza nunca se fue, sólo se dejó de mirar y nunca hay que dejarlo de hacer, eso he aprendido de mi propia vida", expresa Acha.