Construye historiador imagen sin prejuzgar a la Malinche

*Rodrigo Martínez Baracs plantea que ella favoreció la construcción del México actual

México, 24 de marzo (Notimex).— La historiografía del siglo XIX dio a la Malinche o Malintzin el papel de traicionera de los mexicanos, pero en la realidad no fue así, e incluso se puede valorar su participación en la construcción del México actual, señaló el historiador Rodrigo Martínez Baracs.

      El investigador de la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) expuso que del personaje se desconocen muchos hechos, empezando por su nombre real, y sólo se tiene el que le pusieron los conquistadores españoles: Marina, del que se derivaron otros como el de Malitzin o Malinche.

      En un comunicado del INAH se indicó que el también miembro de la Academia Mexicana de la Historia y recientemente ingresado a la Academia Mexicana de la Lengua dijo que esa mujer no traicionó a nadie, simplemente tomó decisiones en las condiciones más adversas.

      Martínez puso como ejemplo que, siendo una adolescente y como hija del líder de un señorío en Veracruz, fue vendida como esclava a habitantes de Tabasco, o robada; éstos la dieron como regalo, o ella misma se propuso, a los invasores europeos.

      Fue su inteligencia, conocimiento de lenguas y belleza lo que le llevó con Hernán Cortés, a quien habría dado información sobre la organización de poder de Mesoamérica, lo que fue fundamental para la conquista de México Tenochtitlan, además que a los pueblos por donde pasaban los españoles les explicó la conveniencia de unirse a los conquistadores.

      Martínez Baracs dejó en claro que no puede considerársele traicionera de los mexicas, porque ella no era de esa cultura, e incluso “también debió ser influyente al momento de transmitirles (a los españoles) qué era necesario conservar de ese mundo indígena”, con lo que se construyó lo que hoy es México.

NTX/RML/AFG