Construirán centros infantiles con dinero incautado a venezolano en Argentina

El empresario Guido Antonini Wilson (d) junto al gobernador del estado de Cojedes en Venezuela el 27 de septiembre de 2006 en Montevideo (AFP/Archivos | STR)

Unos 800.000 dólares de contrabando incautados hace casi 10 años en Argentina al empresario venezolano-estadounidense Guido Antonini Wilson serán invertidos para construir centros infantiles, informó el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Aquel dinero fue descubierto el 4 de agosto de 2007 por una mujer policía de la aduana dentro de una maleta que portaba Antonini Wilson en un vuelo fletado por el gobierno argentino desde Caracas.

"Me correspondió definir que el dinero decomisado por la causa contra Antonini Wilson sea utilizado para financiar un Proyecto del Plan Nacional de Primera Infancia", con dos centros a ser construidos en Tucumán (norte del país), escribió Peña en su cuenta de Facebook.

El empresario figuró después como arrepentido en una causa en Estados Unidos en la que fueron enjuiciados agentes secretos del gobierno de Hugo Chávez.

En la época, la joven policía María Luján Telpuk tuvo su hora de celebridad al ser invitada a participar en programas bailables de la televisión y convertirse en tapa de la edición argentina de la revista Playboy. Incluso creó una marca de maletas para viajes con su nombre.

Entonces la oposición al presidente peronista de centroizquierda Néstor Kirchner (2003-2007) denunció que los dólares de contrabando eran una donación oculta del chavismo a la campaña electoral de su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, quien ganó los comicios y gobernó dos períodos hasta 2015.

Antonini Wilson declaró siempre que desconocía el contenido de la maleta y que el dinero no era suyo. Acusado en Estados Unidos, su país de residencia, aceptó ser colaborador del FBI. Sus testimonios sirvieron para sentar en el banquillo a una red de agentes encubiertos venezolanos.

En el avión con Antonini Wilson viajaban funcionarios de la petrolera venezolana PDVSA y de la cartera de Energía de Argentina. El empresario pasó por Buenos Aires y luego viajó a Uruguay por negocios. La maleta quedó confiscada por la justicia argentina, que ahora ordenó a Peña disponer de los fondos.