La constructora española Sacyr sale totalmente del capital de Repsol

·2  min de lectura

La constructora española Sacyr anunció el lunes la venta del 2,9% de Repsol que todavía poseía, a los diez años de una guerra por influir dentro del grupo petrolero, del que Sacyr fue principal accionista.

"Sacyr ha vendido todas las acciones de Repsol que quedaban en su poder", es decir, el 2,9% del capital, indicó en un comunicado la constructora, que entró por primera vez en Repsol en 2006.

Esta operación le permitió a Sacyr reducir su deuda en 563 millones de euros (600 millones de dólares) y conservar 58 millones de euros (62 millones de dólares) en caja, precisó.

Sacyr es un grupo emblemático del frenesí inmobiliario experimentado por España durante una década antes de la explosión de la burbuja inmobiliaria en 2008, en el origen de una profunda crisis económica que llevó el desempleo a niveles récord.

Por esta crisis, la constructora acumuló una gran deuda. Tras varios años de pérdidas, la empresa salió del rojo en 2014.

Con 20% del capital de Repsol, Sacyr era a principios de los años 2010 el primer accionista de la petrolera, objeto de una intensa batalla por su control.

Para actuar concertadamente en el consejo de administración de Repsol, Sacyr firmó en 2011 un pacto por un periodo inicial de diez años con la petrolera mexicana Pemex. Juntos, Sacyr y Pemex poseían el 29,5% de Repsol.

Pero el pacto saltó por los aires cuando Repsol salió al rescate de Sacyr a finales de 2011, paralizado por su deuda, al comprar por 2.500 millones de euros la mitad del 20% de su capital que el grupo constructor poseía.

El presidente de Sacyr, Luis del Rivero, rival del de Repsol, Antonio Brufau, se convirtió en víctima de la batalla al ser destituido.

mg/vab/du/es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.