Construcción de presa Madín no afectará suministro de agua en Edomex

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 27 (EL UNIVERSAL).- La construcción de una nueva planta potabilizadora en presa Madín, que generará 500 litros por segundo, no afectará la dotación de agua potable para los habitantes de Naucalpan, Atizapán y Tlalnepantla, por el contrario mejorará el suministro, coincidieron en señalar autoridades federales, de la Ciudad de México y del Estado de México.

La nueva planta potabilizadora entrará en operación a mediados de 2022 y básicamente aprovechará los excedentes que se desfogan por cuestiones de seguridad de presa Madín, durante los meses de abril a octubre, señalaron en conferencia conjunta el director del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México de Conagua, Víctor Bourguett Ortiz; el coordinador general del SACMEX, Rafael Bernardo Carmona Paredes y el vocal ejecutivo de la CAEM, Jorge Joaquín González Bezares.

Esta planta se construirá con recursos de un fondo metropolitano, luego de que SACMEX realizó el diseño de esta obra que empezará a construirse en breve y una vez que entre en operación a más tardar en agosto del próximo año, podrá someterse a una rehabilitación profunda la antigua potabilizadora, que se construyó desde 1977 y que a la fecha ya cumplió su periodo de vida útil, indicaron.

Cabe recordar que la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum informó a principios de abril, que realizarían obras metropolitanas en presa Madín, para llevar agua a delegaciones del oriente de la CDMX, como Iztapalapa, lo que despertó inquietud y rechazo de habitantes de Naucalpan, Tlalnepantla y Atizapán de Zaragoza que hoy también sufren desabasto.

Por ello esta obra, reiteraron los tres servidores públicos de Conagua, SACMEX y CAEM, servirá para mejorar la dotación de agua potable de habitantes del Valle de México, tanto del Estado de México, como de la Ciudad de México, toda vez que del agua que genere la nueva planta potabilizadora, 250 litros por segundo serán para el Edomex y 250 litros para CDMX, es decir en partes iguales.