¿En qué consiste la participación de México en la misión Artemis de la NASA?

·3  min de lectura

Durante su estancia en Florida, adonde acudió para presenciar el lanzamiento de la misión Artemis 1, que debió posponerse para este viernes por problemas técnicos, el canciller mexicano Marcelo Ebrard informó que su país participará en ese proyecto de la NASA. Esa misión busca llevar por segunda vez seres humanos a la Luna.

A través de un vídeo, Ebrard dijo que México tendrá participación en las misiones Artemis 2 y 3 como resultado de una invitación que le hizo a varios países latinoamericanos la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

En su cuenta de Twitter, el secretario de Relaciones Exteriores precisó que, como parte de su inclusión en esas misiones, “México está preparando varios posibles experimentos para contribuir con eso, la Universidad Nacional Autónoma de México va a la cabeza con el proyecto robot Colmena, un pequeño robot que eventualmente podría ser incluido en esta misión para 2024”.

Gustavo Medina Tanco, académico del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM explicó que el proyecto Colmena consiste en colocar cinco nano-robots en la superficie de la Luna y será el primero de una serie de proyectos destinados al satélite natural de la Tierra, para desarrollar una tecnología de nicho. Estos robots navegarán de forma autónoma y luego los científicos los reunirán para poder estudiar cómo se comporta el suelo lunar.

“Colmena es la primera etapa de un nicho de tecnología espacial que queremos desarrollar para que México participe de esta transformación, no meramente como consumidor sino efectivamente como actor y productor de bienes, riqueza, conocimiento y bienestar”, agregó Medina Tanco.

El científico precisó que los pequeños robots pesan menos de 60 gramos cada uno y miden solo 12 centímetros de diámetro, por lo que su electrónica levitará o estará a menos de dos centímetros del suelo lunar.

“Nadie ha hecho esto antes, es la primera vez que se hará. Estos cinco robots viajarán a la Luna acomodados en un contenedor que servirá también para catapultarlos a la Luna. Todo esto pesa menos de 608 gramos, que es lo que pesan más o menos tres celulares. Esto es un reto tecnológico internacional”.

Medina Tanco especificó que los robots van a demostrar si es posible o no sobrevivir en las condiciones agresivas del espacio. “Cada uno de los cinco robots es un elemento sofisticado que tiene sus propios sensores, sistemas de misión con diferentes radiofrecuencias para comunicarse con el contenedor, lo cual puede ser utilizado para obtener información sobre la dinámica del plasma polvoriento, muy cerca de la superficie lunar”.

De acuerdo con el académico, esta es la primera de una serie de misiones que México pretende llevar a cabo, primero a la Luna y luego a varios asteroides.

La participación de México en proyectos de la NASA se anunció desde el pasado noviembre, cuando Ebrard informó que la vicepresidenta Harris había invitado a este país a formar parte del programa Artemis.

Según Ebrard, la participación de México en la misión Artemis responde a una “coincidencia sobre una serie de principios respecto al espacio, sustentabilidad, inclusión y fines pacíficos”.

“Es un gran paso. Antes éramos espectadores, ahora vamos a ser participantes”, subrayó Ebrard.

Por su parte, el doctor José Hernández Moreno, quien fue astronauta de la NASA y es de origen mexicano, se congratuló también de este gran paso. “Qué bueno que México se suma al proyecto Artemis porque una vez más vamos a regresar a la Luna, pero esta vez no lo vamos a hacer como un país, lo vamos a hacer como una comunidad”.