Los conservadores ganan en Lituania y buscan una coalición con los liberales

Agencia EFE
·3  min de lectura

Riga, 26 oct (EFE).- La conservadora Unión Cristianodemócrata Lituana (HU-LCD) y su candidata para primera ministra, Ingrida Simonyte declararon su victoria en la segunda ronda de las elecciones parlamentarias y comenzaron conversaciones para formar una coalición de centro-derecha con otros dos partidos.

Simonyte y Gabrielius Landsbergis, presidente de la HU-LCD, anunciaron la pasada madrugada que iniciarán contactos con el Partido de la Libertad y el Movimiento Liberal para alcanzar un acuerdo de gobierno.

La HU-LCD se hizo finalmente con 50 de los 141 escaños del parlamento de Lituania o Seimas, mientras que el Movimiento Liberal ganó 13 y el Partido de la Libertad consiguió 11.

La gubernamental Unión de los Agricultores y Verdes (LFGU) reconoció su derrota tras la segunda ronda de este domingo al conseguir total de 32 escaños.

El sitio de noticias 15min.lt informó de que cinco de los ocho ministros del Gobierno saliente mantuvieron sus escaños pero el titular de Exteriores, Linas Linkevicius, muy activo en la organización de sanciones contra Bielorrusia por parte de las repúblicas bálticas, perdió el suyo.

Linkevicius facilitó la acogida en Lituania de la líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya y la organización de la resistencia al régimen del presidente Alexander Lukashenko; el primer ministro saliente, Saulius Skvernelis también resultó reelegido.

Las negociaciones para formar Gobierno de coalición serán dirigidas por Simonyte y las dos líderes de los otros dos partidos, Ausrine Armonaite, del Partido de la Libertad, y Viktorija Cmilyte-Nielsen del Movimiento Liberal.

Simonyte es exministra de Finanzas y se presentó a las elecciones presidenciales del pasado año, que ganó el presidente Gitanas Nauseda.

El nuevo Parlamento lituano tendrá 103 hombres y 38 mujeres, un 73 % y 27 %, respectivamente. La cuota de mujeres en el Seimas aumentó en más de un 5 % respecto a la composición precedente, calculó el diario "Lietuvos Rytas".

"Creo que habrá una Lituania diferente. Si será una mejor, lo veremos en 2 o tres años", declaró al sitio de información Delfi.lt el politólogo Kestutis Girnius.

Agregó que las conversaciones para formar una coalición podrían ser complicadas porque los dos partidos más pequeños, especialmente el Partido de la Libertad que, según destacaron medios locales, destaca por su defensa del colectivo LGTBI y de la despenalización de la marihuana.

El líder de la LFGU, Ramunas Karbauskis, dijo que su partido se opondrá firmemente a esas propuestas liberales, entre las que figura además el levantamiento de las restricciones a la publicidad de las bebidas alcohólicas.

Varios economistas citados por "Lietuvos Rytas" dijeron no esperar cambios fundamentales en el Presupuesto lituano de 2021 ni en la política fiscal, aunque los dos partidos menores apoyan recortes de impuestos.

LA FUERTE SUBIDA DE CASOS DE COVID-19 INFLUYÓ EN DESARROLLO DE COMICIOS

La votación y las tareas inmediatas del nuevo Gobierno llegan mientras el país atraviesa un fuerte incremento de los contagios de la covid-19, que además determinó el empleo de mascarillas y el respeto obligatorio de distancia social entre los votantes en las dos rondas.

Muchos votantes optaron por la posibilidad de votar desde sus automóviles en puestos de votación dispuestos al efecto.

Los comicios legislativos lituanos se celebraron a dos vueltas; en la primera, el 11 de octubre, se eligieron candidatos a 70 escaños y en la segunda para 71 circunscripciones unipersonales.

Como Simonyte y otros dos candidatos de un pequeño partido polaco-cristiano resultaron elegidos en la primera vuelta, el domingo finalmente se eligió a los 68 diputados restantes de las circunscripciones unipersonales.

(c) Agencia EFE