Laschet y Söder mantienen su pulso por la candidatura conservadora alemana

Agencia EFE
·3  min de lectura

Berlín, 18 abr (EFE).- El centrista Armin Laschet y el derechista Markus Söder, mantienen en pie su pulso por liderar a los conservadores alemanes hasta este domingo, día en que expira el plazo marcado para consensuar una candidatura a las elecciones generales del próximo septiembre.

Söder, líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), llegó a última hora de la tarde a la capital alemana, informa la televisión pública ARD. Desde la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Laschet se han sucedido los pronunciamientos a favor de pactar una solución y evitar que la decisión recaiga en el grupo parlamentario.

Desde la segunda cadena pública, ZDF, se apuntaba incluso a una eventual intervención "in extremis" de la canciller Angela Merkel, quien hasta ahora se ha mantenido neutral en esa cuestión, para convencer a uno de los dos a renunciar a favor del otro.

"Necesitamos una solución y no una votación entre los diputados, que podría provocar escisiones", indicó el vicepresidente del grupo parlamentario, Carsten Linnemann, de la CDU, a la ARD.

Tanto Laschet como Söder formalizaron el domingo pasado su aspiración a ser el candidato del bloque en los comicios del 26 de septiembre, los primeros desde 2005 sin Merkel liderando a los conservadores. Se emplazaron entonces a resolver la cuestión hasta este domingo.

De no alcanzarse un acuerdo entre las presidencias, la cuestión podría decidirse por el voto del grupo conservador en el Bundestag (Parlamento federal), el próximo martes. La CDU cuenta ahí con 200 diputados, frente a los 46 de la CSU, pero Söder tiene muchos apoyos del partido de Laschet, tanto entre los parlamentarios como entre poderosas delegaciones regionales.

Söder aventaja a Laschet en los sondeos, lo que se atribuye a su rigurosa gestión de la lucha contra la pandemia en Baviera, de acuerdo a la línea de la canciller. En lo político, Laschet se ajusta mejor al perfil centrista y articulador de consensos de la canciller.

PRECEDENTES BÁVAROS

Hasta ahora, solo dos líderes bávaros comandaron a los conservadores en unas elecciones nacionales. El primero fue en 1979, cuando el grupo parlamentario se decantó por Franz Josef Strauss y acabó reelegido canciller el socialdemócrata Helmut Schmidt.

El siguiente que lo intentó fue Edmund Stoiber, en 2002. Merkel lideraba ya la CDU, pero renunció a la candidatura presionada por hombres fuertes del partido que consideraban no podía ganar. También ahí fue reelegido canciller un socialdemócrata, Gerhard Schröder.

A LA ESPERA DEL RIVAL VERDE

El pulso conservador contrasta con el orden imperante entre los Verdes, segundos en intención de voto tras la CDU/CSU. La formación ecologista presentará su decisión este lunes sin haber entrado en confrontaciones públicas.

También ahí hay dos aspirantes, los dos co-presidentes del partido, Annalena Baerbock y Robert Habeck. Ambos están en el cargo desde 2018 y representan a la línea moderada.

Por primera vez en la historia se perfila como viable una Cancillería verde. Y la favorita es la combativa Baerbock, más competente sobre todo en temas económicos que el carismático Habeck.

Hasta ahora, la única experiencia de los Verdes en un gobierno federal fue como socios en las dos legislaturas de Schröder (1998-2005).

(c) Agencia EFE