Consejos de seguridad de agente del Servicio Secreto se vuelven virales tras salvar a su propia hija

·7  min de lectura

Cuando era niña, Lauren Bell no pensaba que hubiera nada inusual en su familia. Supuso que todos sabían que debían estar constantemente atentos a lo que les rodeaba, que nunca caminaban por las calles después del anochecer con los audífonos puestos y que siempre llevaban el gas pimienta en la mano, en lugar de en el bolso.

Solo cuando llegó a la universidad se dio cuenta de que no todos sus compañeros habían sido instruidos de forma tan implacable sobre cómo detectar y evitar la potencial violencia. Por otra parte, no a todos los adolescentes los crió un padre que sirvió a cuatro presidentes de EE.UU. como agente del Servicio Secreto.

“Nuestros vecinos de verdad pensaban que mi padre era un asesino de la mafia”, dice Bell, de 34 años, quien vive en Filadelfia y dirige una boutique en línea llamada Cardy Couture. “Mis [otros] vecinos pensaban que mi mamá mentía sobre su marido, porque él nunca estaba en casa... la historia de su vida es una locura”.

A principios de este año, Bell se hizo viral con una serie de vídeos de TikTok que compilan citas “inspiradoras” de su padre acompañadas de música animada. “Nunca le des la espalda a la puerta”, decía un consejo. Otros eran “los audífonos nunca deben salir de casa”, “nadie en Miami es tu amigo” y “pide bebidas embotelladas, son más difíciles de ponerles droga”.

Los vídeos eran divertidos, pero en las grabaciones que siguieron, Bell relató una vez que cree que el consejo de su padre le salvó la vida. Describió cómo un hombre sospechoso la siguió a través de un supermercado y trató de atraerla a su auto antes de salir corriendo cuando ella pidió ayuda. Los vídeos de Bell continúan subiéndose hoy y han tocado la fibra sensible de muchos usuarios.

“Parte de este conocimiento es muy lógico, pero si no estás seguro, tu cerebro no está entrenado de esta manera”, dice Bell, quien habló con The Independent este mes sobre su educación y cómo su padre ha reaccionado a su fama en línea.

“Había muchas mamás que decían: ‘Intenté decirles esto a mis hijos adolescentes, pero no me escuchan. Si viene de un TikTok viral, lo tienen más en cuenta’”.

“¿Has visto a Liam Neeson en ‘Taken’? Ese era mi papá”

Aunque Bell no revelará la identidad de su padre, dice que trabajó para el Departamento de Policía de Filadelfia antes de unirse al Servicio Secreto y proteger a los presidentes Richard Nixon, Gerald Ford, Ronald Reagan y George Bush padre, a veces mientras estaban en el cargo y a veces después de que se retiraran. Ahora tiene sesenta y tantos años.

“¿Cómo se llama esa película? ‘Taken’. Ese era él”, dice Bell, al referirse a la exitosa actuación de Liam Neeson en 2008 como un soldado de las fuerzas especiales retirado que busca a su hija adolescente después de que la secuestran durante las vacaciones. “Cuando salió eso, yo dije ‘¡Papá! ¡Eres tú!’ Él me respondió ‘sí, pero nunca hubieras ido a ningún lado [así] cuando tenías 17 años’”.

Esto dio lugar a una educación “muy estricta”, fuera de línea con la cultura imperante de los años noventa y dos mil. Cuando otros padres aceptaban la palabra de sus hijos adolescentes sobre el lugar al que iban, el padre de Bell llamaba para verificarlo o incluso pasaba por las casas de sus amigos para comprobar que su auto estuviera allí.

Las pijamadas estuvieron estrictamente prohibidas hasta los 14 años. “No conozco a esos padres. No conozco a sus hermanos. No conozco a los tíos”, decía. El toque de queda a las 11 de la noche se mantuvo vigente hasta que ella cumplió 21 años.

“Todo esto surge del amor que siente”, dice Bell. “Cuando era adolescente, lo odiaba mucho porque pensaba que me perdía muchas cosas... No estaba feliz con que mis amigos se quedaran afuera hasta altas horas de la noche”.

Cuando la familia iba a los restaurantes, él insistía en sentarse frente a la puerta y escuchar constantemente las conversaciones cercanas. Una vez, incluso los llevó a ella y a su hermano a un distrito muy pobre en las afueras de Filadelfia que estaba asolado por la adicción a la heroína, para advertirles que si consumían drogas, podría ser allí donde terminarían viviendo.

En la universidad, Bell se sorprendió de que sus amigos parecían “completamente inconscientes de su entorno”, y mostraban comportamientos que ella pensaba que “no eran seguros”. Su compañera de cuarto confiaba en su gas pimienta, pero la tenía en el fondo de su bolso, inaccesible en una crisis.

“Nadie se detendrá y esperará a que lo saques”, agrega Bell. “Fue entonces cuando me di cuenta de que ese tipo de información no era de conocimiento común... la gente no estaba consciente de dónde se encontraba”.

“Tuve que explicarle qué es TikTok”

En marzo de 2021, Bell vio una tendencia en TikTok de citas de padres de personas hechas al estilo de citas “inspiradoras”, que a menudo circulan en línea en forma ficticia o mal atribuida frente a fondos genéricos de imágenes prediseñadas.

Bell quería ser graciosa, pero también creía sinceramente que la gente necesitaba saber lo que su padre le había enseñado. Su primer vídeo obtuvo alrededor de 640.000 visitas y los clips posteriores acumularon alrededor de 3,8 millones.

“Para ser honesta, me sorprendió mucho”, dice Bell. “No pensé que iba a explotar de la manera en que lo hizo. Lo que me trajo un poco de paz al saber que tal vez esta información ayudará a alguien. Obviamente, espero que sí”.

Uno de los consejos que provocó la mayor discusión fue “los hombres no piden ayuda”, es decir, las mujeres deben sospechar de los hombres desconocidos que lo hacen. Bell dice: “Eso fue revelador para muchas personas. No significa que no necesiten ayuda, pero por lo general no piden ayuda a las mujeres. Si de verdad necesitan ayuda, se la piden a otros hombres”.

El padre de Bell estaba aún más sorprendido. “Tuve que explicarle qué es TikTok; él seguía llamándolo Tic Tac”, recuerda. “Sabes, él es un tipo de la vieja escuela, solo quiere un teléfono plegable de teclas [y] tiene una cuenta de Facebook que apenas usa. Me dijo, ‘¿Hay un millón de visitas en eso? ¿En serio? No puedo creerlo; es increíble’”.

Desde entonces, sin embargo, ha colaborado con ella en vídeos, brindándole nuevos consejos, como saber siempre dónde está cada salida cuando se ingresa a un edificio (en un desastre, la mayoría de la gente intentará atravesar el mismo camino por el que entraron), o nunca buscar a un niño perdido en silencio (”¿a quién le importa si la gente piensa que estás loco?”).

“Si te lo dijera, tendría que matarte”

En estos días, Bell está contenta por la forma en que fue criada. Como madre de un hijo de dos años, siente un instinto protector tan fuerte como el de cualquier guardaespaldas y planea criarlo para que sea cauteloso. Ella dice que su esposo está de acuerdo, a pesar de que creció con mucha más libertad.

Ella reconoce que es difícil seguir su consejo en la sociedad moderna, donde la inconsciencia está a solo un ícono de teléfono inteligente de distancia. “A veces es difícil. Te distraes... Oh, Dios mío, si le dijera [a mi papá] que estaba caminando por las calles de Filadelfia mirando mi teléfono, le daría un ataque al corazón”. ¿Y ella ha hecho eso? “¡Por supuesto que sí! Pero durante el día”.

No cree que todo el mundo deba seguir las reglas de su padre todo el tiempo; depende de sus circunstancias y del lugar donde viva. Aún así, dice que sus consejos la ha ayudado varias veces, incluso hace dos años en una farmacia donde un hombre la siguió por el establecimiento y luego siguió su auto con el suyo hasta que ella se refugió en un lavado de autos.

Ella todavía se asegura de estacionarse junto a un puesto de carritos de supermercado cuando compra comestibles, solo para minimizar el tiempo que le toma guardar su carrito. Su hijo siempre está vestido con colores brillantes cuando está en público y siempre del lado del conductor en la parte trasera de su automóvil.

A pesar de su papel protagónico en sus vídeos, todavía hay cosas que el padre de Bell se niega a contarle sobre su tiempo en el Servicio Secreto. “Las preguntas difíciles que le he hecho toda mi vida, no las responderá ni el día de hoy”, se ríe. “Yo diría que el 90 por ciento de su información está completamente fuera de mi alcance”.

“Le pregunto, ‘oh, ¿este presidente alguna vez fue atacado antes?’ Él responde, ‘si te lo dijera, tendría que matarte, y eres mi hija, así que no voy a hacer eso. Eso está por encima de tu salario’. Tengo 34 años y no sé nada”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.