Consejos para evitar engordar (de más) en vacaciones

Los cambios de rutina durante las vacaciones suelen tener como consecuencia un aumento de peso. De media, los españoles engordan unos 3 kilos durante los meses de verano –según un estudio llevado a cabo por Nutritienda- pues ciertamente es casi imposible no contar con un ligero cambio que oscila a la alta, teniendo en cuenta que durante los días de descanso nos brindamos algunos caprichos, puede que estemos más sedentarios, retengamos líquidos… Sin embargo, lo importante es no sobrepasar unos límites y que al retomar los hábitos saludables a la vuelta estos se encarguen de eliminarlos. José Luís Sambeat, nutricionista y autor del libro Coaching nutricional (Arcopress Ediciones), destaca los siguientes aspectos.

Lee: Tentempiés saludables para tomar en la playa y olvidarte de las patatas fritas

¿Cuánto pesa lo que bebes?

El alcohol es lo que más engorda, señala el experto. No solo el de alta graduación, sino también la cerveza, que se consume mucho cuando hace calor. El alcohol y el azúcar de estas bebidas no solo no quitan la sed, sino que son poco saludables. Es normal tomar cerveza en el aperitivo o al caer la tarde, pero si la consumimos para la quitar la sed, como si se tratase de agua, debemos estar atentos porque favorece la hinchazón.

El peligro de un 'todo incluido'

Con el fin de controlar las ganas de comerlo todo, Sambeat propone combinar días de exceso con otros de contención. En su opinión, es mejor esta rutina que tomar grasa, azúcar y alcohol en exceso a diario.

Aprovecha la temporada

El verano es la estación de la fruta por lo que el nutricionista propone sacar todo el partido a esta saludable familia de productos frescos. ¿Por qué no hacer una comida del día a base de fruta? Hidrata y aporta los nutrientes esenciales para esta época del año.

Lee: Estas 10 frutas te ayudarán a perder peso

VER GALERÍA

bufe
bufe

Innova en las ensaladas

El verano es también una época excelente para este plato frío que, aunque se puede preparar y consumir a lo largo de todo el año, es en estos meses cuando más apetece y más variedad de ingredientes ofrece el mercado. Las ensaladas refrescan y sacian, pero, a veces, pueden resultar aburridas. Aconseja probar nuevos productos y dar un toque visual diferente; jugar con el color y la novedad.

Adelántate a la bocina

Cada septiembre, el número de nuevas inscripciones en el gimnasio crece de manera destacable, como consecuencia de la vuelta a la rutina y los kilos de más engordados durante el verano. No lo pienses y empieza a moverte mucho antes. Cuando estés de vacaciones aprovecha los gimnasios de los hoteles o las actividades que pueda ofrecer la zona.

Lee: Consejos para sobrevivir a tu primer día en el gimnasio

Olvida el calendario

Septiembre y enero son meses claves para el balance corporal, justo después de un tiempo marcado por los días de descanso y los excesos, pero es un error tener en cuenta el calendario para ponerte en acción. Lo interesante es incorporar en tu vida hábitos saludables de manera estable.

Lee: Hábitos saludables, ¡inclúyelos en tu rutina!