Consejo de la Magistratura: intensas negociaciones para renovar autoridades, con el oficialista Diego Molea como probable presidente

Candela Ini
·4  min de lectura
Consejero Diego Molea
Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

Con negociaciones a contrarreloj, el Consejo de la Magistratura tendrá hoy la primera reunión de labor del año, para acordar quiénes serán las autoridades durante 2021 al frente del organismo encargado de nombrar y remover a los jueces. El consejero Diego Molea -rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y representante del ámbito académico y científico- se perfila como el próximo presidente.

La elección de autoridades trae aparejado el reparto de cargos en las Comisiones. El actual presidente, el juez Alberto Lugones, buscará obtener el aval para ser nombrado vice. Según reconstruyó LA NACION, ambos cuentan con el aval de la mayoría simple requerida para designar autoridades.

Molea ingresó al organismo en buena sintonía con el macrismo pero tras la victoria electoral del kirchnerismo, se acercó a este espacio político, que hoy impulsa su designación.

La oposición buscará conducir la Comisión de Disciplina y Acusación y tener así la llave del área que agiliza o frena las investigaciones contra los magistrados, pero, según dijeron fuentes del organismo a este medio, las chances de que la mayoría alineada al oficialismo ceda esa área -a cargo de Molea- son bajas. La Comisión de Administración, en cambio, sí podría quedar en manos de algún consejero o consejera de la oposición.

Si bien no se pretende que la votación se lleve a cabo hoy, los 13 miembros del Consejo buscarán lograr consensos para designar en el próximo plenario -donde deberán levantar la mano- a sus titulares y a quienes conduzcan las comisiones.

Para designar a Molea como presidente, a quienes son afines al oficialismo, -los senadores Mariano Recalde y María Inés Pilati Vergara, la diputada Vanesa Siley, el representante del Poder Ejecutivo Gerónimo Ustarroz, y el juez Alberto Lugones (Lista Celeste)-, se sumaría, según reconstruyó este medio, el voto de la diputada de Consenso Federal Graciela Camaño.

El voto de Camaño fue el que completó la mayoría requerida por el oficialismo para iniciar el trámite de revisión de los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi el año pasado.

Camaño buscará seguir al frente de la Comisión de Selección, la encargada de convocar y realizar los concursos para cubrir vacantes en la justicia nacional y federal. También se elaboran en esa comisión las ternas que luego son enviadas al Poder Ejecutivo.

Graciela Camaño, de buena sintonía con el oficialismo en el Consejo, buscará seguir al frente de la Comisión de Selección
Fuente: Archivo - Crédito: Fernando Massobrio

Fuentes del entorno de Camaño aseguraron a este medio que, más allá de quien quede a cargo de esa comisión, se buscará dejar un esquema de trabajo cargado hasta mediados de este año, a sabiendas de que las elecciones de medio término alterarán la agenda.

Los consejeros opositores al Gobierno aspiran a conducir la Comisión de Disciplina y Acusación. Es una de las áreas clave, al ser la encargada de impulsar o frenar las investigaciones y denuncias por mal desempeño contra los jueces. Durante el año pasado estuvo a cargo de Molea, a quien Tonelli le reclamó haber sesionado poco.

En una nota enviada ayer, el diputado de Pro le pidió a Molea que esa comisión vuelva a sesionar para impulsar una serie de medidas de prueba pedidas por él en varios expedientes contra jueces. En el entorno de Molea defienden la actividad que tuvo esa comisión durante el año pasado. Sesionó cinco veces durante 2020.

A diferencia del oficialismo, la oposición en el Consejo de la Magistratura no funciona como un bloque. Son seis los consejeros alineados con la oposición al Gobierno: el diputado Pablo Tonelli (Pro), la senadora Silvia Giacoppo (UCR), los jueces Ricardo Recondo y Juan Manuel Culotta, y los abogados Diego Marías (que llegó por una alianza entre Pro y la UCR) y Carlos Matterson, cercano a Daniel Angelici.

Los consejeros de la oposición buscarán la conducción de la Comisión de Disciplina y Acusación
Fuente: Archivo - Crédito: Fernando Massobrio

Marías y Matterson juraron como consejeros el 30 de noviembre pasado. Se abstuvieron de votar el regreso de Eduardo Farah a la Cámara Federal. Estaban recién llegados. Los jueces no oficialistas sí apoyaron al bloque afín al Gobierno y negociaron con el oficialismo para destrabar los concursos de Farah y el abogado Roberto Boico -a quien Marías sí votó- para la Cámara Federal.

Según trascendidos, de no lograr la conducción de las comisiones de Administración y de Disciplina y Acusación -esta última especialmente- algunos consejeros de la oposición evalúan no votar a las autoridades y que estas sean elegidas por los oficialistas y por Caamaño. No votar a las autoridades sería -según la lectura de un colaborador del Consejo- "poco democrático".

A pesar de la buena sintonía entre los consejeros oficialistas y los de la oposición -quienes destacan que mantienen buen diálogo-, se pronostica que el oficialismo presidirá el Consejo y que las comisiones de mayor importancia también quedarán en sus manos.