Consejo de Europa recomienda al Vaticano fortalecer el combate al lavado de dinero y al terrorismo

·2  min de lectura

LOS EXPERTOS de Moneyval, órgano del Consejo de Europa, publicaron este miércoles un informe de inspección “positivo” de los progresos de la Santa Sede para acabar con el blanqueo de dinero, pero criticaron el sistema judicial, poco armado frente a los delitos financieros.

El informe recomienda a los servicios judiciales del papa que “contraten a más fiscales con experiencia en materia de delitos financieros complejos y que refuerce su unidad de investigadores financieros”.

También pide un mejor procedimiento para investigar a cardenales y obispos, en la cumbre de la Iglesia.

En el nuevo informe, Moneyval alienta a la Santa Sede (incluido el Estado de la Ciudad del Vaticano) a fortalecer aún más las medidas para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

También lee: Francisco reforma código canónico; incluye artículo que combate la pedofilia

El organismo de lucha contra el blanqueo de capitales del Consejo de Europa elabora una evaluación exhaustiva del nivel de cumplimiento del país con las Recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

El informe establece que las autoridades de la jurisdicción tienen un conocimiento general de alto nivel sobre el lavado de dinero y el financiamiento de amenazas y vulnerabilidades del terrorismo.

“De hecho, en una variedad de áreas, existe una comprensión detallada del riesgo. Sin embargo, los casos nacionales que han levantado una señal de alerta por un posible abuso del sistema interno por parte de personalidades de nivel medio y alto (iniciados) para obtener beneficios personales o de otro tipo no se han abordado en la evaluación nacional de riesgos”, señala un comunicado.

Moneyval señala que las investigaciones de lavado de dinero durante el período que se examina (hasta octubre de 2020) se prolongaron, en parte debido a las respuestas tardías de las contrapartes extranjeras a las solicitudes de asistencia y en parte debido a la falta de recursos tanto por parte de la fiscalía como de la aplicación de la ley, donde ha habido insuficiente especialización de los investigadores financieros.

En consecuencia, los resultados en los tribunales han sido modestos con solo dos condenas por autolavado. Los acontecimientos recientes que se destacan en el informe en este ámbito son alentadores.

El informe también destaca la importancia que se le da al decomiso como un objetivo de política, que se ilustra con la adopción en 2018 de un marco sólido para el decomiso sin condena, que desde entonces se ha utilizado en un caso de alto perfil.

“Si bien las autoridades competentes están rastreando e incautando el producto de manera efectiva, existe una brecha considerable entre las cantidades incautadas y las confiscadas. La Santa Sede (incluido el Estado de la Ciudad del Vaticano) cuenta con un mecanismo interno que permite hacer efectivas las sanciones de las Naciones Unidas sin demoras indebidas. Sin embargo, persisten algunos retrasos en la transposición de tales designaciones a las listas nacionales”, señala el informe. N