Desde el Consejo anticipan un aluvión de concursos tras el fallo de la Corte Suprema

Iván Ruiz
·3  min de lectura

Lejos de llevar certezas, el fallo que firmó ayer la Corte Suprema generó desconcierto en el Consejo de la Magistratura, el organismo que dio el primer paso al objetar los traslados de jueces. Después de leer y releer la decisión del máximo tribunal, los consejeros todavía no logran determinar cuántos concursos se deben abrir para cumplir con la decisión de la Corte, según pudo reconstruir LA NACION.

La antesala de la reunión de labor, que ocurrirá mañana por la mañana, está dominada por dudas. La única certeza es que el Consejo deberá abrir un concurso para reemplazar a los camarista Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, como indicó ayer la Corte. Pero descontada esa decisión, los consejeros tienen distintas interpretaciones sobre el alcance del fallo del máximo tribunal.

Más allá de referirse puntualmente a los camaristas Bruglia y Bertuzzi, la Corte sostuvo ayer que todos los traslados son transitorios y ratificó que la única forma de nombrar jueces es a través de un concurso que luego tenga intervención del Poder Ejecutivo y, por último, el aval del Senado. El carácter transitorio de los traslados abrió dudas en todo el Consejo sobre un posible aluvión de nuevos concursos.

De un lado, el oficialismo interpreta que, por lo menos, se tendrían que abrir diez nuevos concursos, en referencia a los jueces que, según señaló el consejero Gerónimo Ustarroz, fueron trasladados sin acuerdo del Senado. Pero no descarta que ese número se pueda ampliar hasta 33, que son la cantidad de jueces trasladados desde que entró en vigencia la reforma constitucional de 1994.

La oposición comparte esa mirada con el oficialismo, aunque incluso plantea la posibilidad de extender el reemplazo de los jueces trasladados incluso antes de la reforma constitucional de 1994. "Al no haber hecho ninguna diferencia entre los trasladados, la Corte nos obligará en el Consejo a convocar más de 70 concursos para cubrir los cargos de todos los jueces fueron trasladados históricamente, como el caso de [María] Servini de Cubría [en 1990]", aseguró Pablo Tonelli.

El diputado presentó un proyecto en la Cámara de Diputado para reglamentar los traslados por ley, una idea que comparten otros consejeros, como Graciela Camaño, pero que no logró consenso en el Congreso.

Tonelli planteó otro interrogante que también sobrevuela el Consejo: "Se abre un interrogante: un juez trasladado no gana el concurso y el cargo que tenía antes ya fue ocupado constitucionalmente por otro juez. ¿Qué hacemos con ese juez?". Por ahora, la pregunta no tiene respuesta, pero sí un caso puntual por resolver. María Victoria Skanata, jueza federal de Oberá, Misiones, que fue trasladada al Juzgado N°1 de Posadas. Su lugar en Oberá ya fue ocupado por un concurso. Cómo se resolverá su situación es, por ahora, una incógnita.

"El fallo es de tal amplitud que quizás haya que poner algún límite para ver a qué se le da prioridad. Habrá que ver qué surge del debate, pero no descarto que se le pida una aclaración a la Corte", dijo un experimentado consejero. No sería la primera vez que el Consejo pide una aclaración por el tema traslados: después de haber emitido la acordada N°4, en 2018, el organismo envió una nota al tribunal para que fuera más preciso con los traslados, lo que motivó la redacción de la acordada N°7.

Desde el oficialismo, incluso, plantean que otros dos jueces de Comodoro Py que no habían quedado bajo la lupa por el planteo original de la revisión de los traslados ahora fueron objetados por el fallo de la Corte. Se trata de Carlos Mahíques, juez de la Cámara de Casación, y Ricardo Basílico, integrante del Tribunal Oral Federal N°1, ambos trasladados pero -a diferencia de Bruglia y Bertuzzi- con acuerdo del Senado.

A pesar de que el kirchnerismo interpretó que el aval del Senado era suficiente para convalidar los traslados, el máximo tribunal los puso ayer en el mismo nivel que el resto de los traslados, una mirada que también compartían hoy algunos consejeros opositores en la previa del primer debate sobre el fallo.