El consejero jurídico de López Obrador deja el cargo tras días de rumores

·3  min de lectura

Ciudad de México, 2 sep (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este jueves que su consejero jurídico, Julio Scherer Ibarra, uno de sus colaboradores más cercanos, dejó el cargo para dedicarse a la abogacía, tras dos días de rumores sobre su dimisión.

"El licenciado Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico del Ejecutivo federal, ha decidido dejar el cargo y el encargo porque va a reincorporarse a sus actividades como abogado", informó en su rueda de prensa matutina el mandatario, quien anunció que lo sustituirá la abogada Estela Ríos.

López Obrador calificó a Scherer como su "hermano" y le agradeció que ha "ayudado mucho" al "proceso de transformación" que dice encabezar el presidente desde 2024.

Durante los últimos dos días se habían multiplicado los rumores sobre la dimisión de Scherer, quien sin embargo apareció en el acto del miércoles en que López Obrador presentó su tercer informe de Gobierno, el que marca el ecuador de su mandato.

El presidente encomió a Scherer por ser artífice de las reformas constitucionales para blindar las pensiones para adultos mayores y las becas para estudiantes, para convertir la corrupción en delito grave, para prohibir la condonación de impuestos y crear la Guardia Nacional.

"Por todo eso, creo que dijo que 'ya ayudé bastante' y a otra cosa mariposa. Entonces le agradecemos mucho", dijo el presidente quien le dedicó un aplauso.

Julio Scherer Ibarra, hijo del prestigioso periodista Julio Scherer García, fundador de la revista Proceso, fue uno de los coordinadores de campaña de López Obrador en las elecciones de 2018, tras las cuales se convirtió en su consejero jurídico.

Durante las últimas semanas, su imagen se ha visto dañada por su fallida iniciativa para alargar el mandato del presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, y por la crisis interna del Tribunal Electoral que derivó en una revuelta de los magistrados contra el presidente del órgano, José Luis Vargas, cercano a Scherer.

Scherer fue el artífice de iniciativas legales de López Obrador que acabaron en los tribunales, como las leyes para priorizar las empresas públicas de energía o la convocatoria de la consulta sobre enjuiciar a los expresidentes del país.

Más tarde, Scherer intervino en la rueda de prensa, donde dijo que se va con "gratitud infinita" hacia el presidente, que no deja "ningún asunto pendiente" y que los litigios que se están llevando a cabo no detienen "ninguna de las obras públicas importantes del Gobierno".

"Me gustó mucho trabajar en beneficio de las personas, creo que las iniciativas que se presentaron se llevaron a buen término", expresó.

López Obrador explicó que la sustituta de Scherer fue su consejera jurídica cuando ejerció como jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, actual Ciudad de México, entre el 2000 y 2005.

La calificó como "una profesional con principios, ideales, honesta y con toda la experiencia".

Al menos doce de los ministros y colaboradores nombrados en 2018 han dimitido o cambiado de cargo durante estos casi tres años de presidencia.

La penúltima fue la semana pasada la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, uno de las figuras más destacadas del gabinete, quien dejó el Gobierno para presidir el Senado.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.