La consejería de Sanidad de Castilla y León desautoriza a Gallardo: los médicos no presionarán contra el aborto

El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo
El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo

El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo

División, desencuentros y rectificaciones en el gobierno de coalición de PP y Vox en Castilla y León por las propuestas antiabortivas anunciadas este jueves por el vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo.

El dirigente de ultraderecha señaló en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno la decisión de la Junta de poner a disposición de las embarazadas, tanto con voluntad de interrumpir la gestación como de seguir con ella, la posibilidad de escuchar el latido del feto, obtener una ecografía 4D del mismo o asistencia psicológica si la precisan. Como parte del plan de “fomento a la natalidad y el apoyo a las familias” - que Gallardo calificó de “medidas pro vida” - el vicepresidente añadió que sería “imperativo” que los sanitarios ofrecieran esta triple posibilidad a las mujeres.

Vox subrayó que se trataba de un acuerdo “negociado y consensuado” con la Consejería de Sanidad y que suponía el desarrollo del acuerdo de Gobierno entre PP y Vox firmado el 10 de marzo del año pasado. La consejería, bajo dominio de los populares, negó en un primer momento que el protocolo fuera a ser modificado para luego decir que sí aunque “con pequeñas matizaciones”. 

El consejero Alejandro Vázquez se ha remitido en todo momento al contenido de la nota de prensa que difundió el Gobierno autonómico en la que informaba de que la Junta va a “promover” una serie de “medidas sanitarias” relacionadas con el fomento a la natalidad y el apoyo a las familias y ha defendido los “cuatro puntos importantes”, “consensuados” y realizados “de forma conjunta” entre PP y Vox con la literalidad del comunicado de la Junta que no contempla tampoco la palabra aborto.

Entre esos “cuatro puntos importantes” a “promover” y “difundir” para “mejorar la prestación”, ha insistido Vázquez, ha citado de forma expresa la implantación de un protocolo de latido fetal en el primer trimestre de gestación ya que esta monitorización permite el seguimiento de problemas fetales, como retraso del crecimiento o alteraciones en la cantidad de líquido amniótico y de factores de riesgo materno en embarazos de alto riesgo .

También ha destacado la realización de ecografías 4D, una técnica de imagen que, según ha aclarado, ya se ofrece a las mujeres gestantes en casi todos los hospitales de la Comunidad, salvo los de Ávila y Segovia, y que se ha comprometido a “extender todo lo posible” y “lo más pronto posible”. “Habrá que complementar el equipamiento en algunos hospitales”, ha asumido.

Preguntado por la semana concreta en la que se ofertará esta técnica de imagen, Alejandro Vázquez se ha limitado a circunscribirlo en el último trimestre del embarazo “y siempre bajo criterio médico”, ha reiterado ya que las ecografías 4D ayudan a detectar malformaciones fetales.

Lo que sí ha negado el PP es que los médicos estén obligados a ofrecer estas prestaciones a mujeres que han tomado la decisión de abortar. El consejero de la Presidencia, el popular Jesús Julio Carnero, ha subrayado la “absoluta voluntariedad” para “embarazadas y profesionales” de las medidas de fomento de la natalidad y apoyo a las familias y ha recalcado que “en ningún caso se va a obligar” al personal sanitario “a tomar una decisión en contra de la ley”.

Cambios en la postura del PP

La dirección del PP nacional no quiso el jueves entrar a valorar la medida alegando que “no pueden hablar continuamente de las decisiones de los gobiernos autonómicos”. No obstante, el portavoz del comité de campaña del partido, Borja Sémper, ha afirmado este viernes que su partido no está de acuerdo con la propuesta de Vox sobre el aborto y ha advertido de que no están dispuestos “a tragar con cualquier cosa”. “El PP cuando no esté de acuerdo, lo va a decir y va a rectificar las políticas que consideramos que son equivocadas”, ha asegurado, en una entrevista en Antena 3.

La facción popular del gobierno también ha cambiado su discurso en estas últimas horas. Después de que la consejería de Sanidad trasladara ayer que la atención a las embarazadas iba a “seguir igual”, el PP ha acabado reconociendo que sí habrá algunos cambios en los procedimientos, a la vez que ha manifestado que cree que no han dicho “nada significativamente diferente” los representantes de PP y Vox.

Vázquez ha enmarcado la polémica generada en que “a veces los protocolos son difíciles de entender por alguien que no esté todos los días encima de ellos o por un tema tecnológico de las ecografías 4D”, en referencia a las explicaciones dadas por el vicepresidente acerca de estos asuntos en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de ayer.

Críticas del Gobierno

El plan “anti-aborto” de García-Gallardo ha generado una ola de críticas en estas últimas horas indicó que estas medidas “intimidaban a las mujeres para que no ejerzan su derecho al aborto y preguntó a Feijóo “qué opina” y si “este es el coste que tiene que pagar el PP para seguir gobernando” en Castilla y León.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguró por su parte que su gobierno “de progreso defenderá los derechos de las mujeres y no permitirá ningún retroceso que atente contra la salud sexual y reproductiva de las mujeres en este país”.

También te puede interesar...