Lo que han conseguido (y lo que pierden) los duques de Sussex tras su ansiada independencia

Ya lo anunció la Reina, quería dar una pronta solución a la crisis de los duques de Sussex y así lo ha hecho. En tiempo récord y después de que los asesores de Palacio y del príncipe Harry y Meghan Markle trabajaran a  contrarreloj, este sábado, se anunciaba el acuerdo que regula la nueva situación del nieto de Isabel II y su mujer, alejados de la Familia Real y pudiendo ser financieramente independientes, como deseaban. Pero esta libertad no les ha salido barata y en las negociaciones, los Sussex han tenido que ceder en algunos puntos y finalmente sus deseos de tener “un pie dentro y otro fuera” de la realeza se han visto truncados.

sussex-gtres

Los siguientes son los puntos que establecen como queda su nueva situación: 

Pierden el tratamiento de altezas reales

Este punto es quizá el más llamativo. El príncipe Harry y Meghan no podrán usar ni ser tratados como altezas reales porque ya no son miembros activos de la Familia Real a tiempo completo. Ahora bien, siguen siendo duques de Sussex. Harry y Meghan en ningún momento llegaron a plantearse perder su dignidad de altezas reales y de hecho la siguen usando, hasa que la actualicen, en su página web. En la monarquía del Reino Unido este tratamiento se da a los miembros de la Familia Real ya sea por herencia o por matrimonio (el caso de Meghan). Hasta ahora Harry tenía derecho a usar el título de alteza real desde el nacimiento por el hecho de ser príncipe. Además es Duque, junto con su mujer, desde el 19 de mayo de 2018 cuando contrajo matrimonio y la Reina decidió otorgarles el Ducado de Sussex. Pese a su paso atrás, Harry seguirá siendo príncipe al haber nacido como tal, pero solo un monarca puede restaurarle el tratamiento de alteza real. Todavía se está discutiendo si podrán seguir operando con su marca registrada Sussex Royal. Cuando la princesa Diana y Sarah Ferguson se divorciaron de los príncipes Carlos y Andrés, respectivamente, fueron despojas de sus títulos de altezas reales. 

¿Pueden representar a la Reina?

No. Este parece que ha sido un punto en el que Isabel II se ha mantenido firme y en el que los Sussex han perdido. El 8 de enero, cuando sorprendieron al mundo con su insólita declaración en la que querían dar un paso atrás como miembros ‘senior’ de la Familia Real, aseguraron que querían ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina. Para la Casa Real no valen las medias tintas y por eso “según lo acordado, entienden que están obligados a retirarse de los deberes reales”.

sussex-getty

¿Qué pasa con los nombramientos militares de Harry?

El príncipe Harry tiene una gran formación militar y su paso por el Ejército ha sido uno de los grandes desafíos de su carrera profesional. De hecho, estuvo desplegado en Afganistán. La Reina se ha mostrado inflexible y también le retirará los nombramientos militares oficiales. El hijo menor de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales ingresó en la prestigiosa academia militar de Sandhurst en 2005 como cadete oficial Gales. Ascendió hasta teniente y se instruyó como piloto de helicópteros. En abril de 2011 fue nombrado capitán. En abril de 2015 fue destinado a Autralia  para unirse a la Fuerza de Defensa australiana, servició que terminó un mes después, antes de dejar el Ejército. Además, es patrono de la Base de la Real Fuerza Aérea Honington y de los Marines Reales

¿Recibirán dinero público?

La financiación ha sido otro de los aspectos que mas ampollas ha levantado en la sociedad de Reino Unido y en la clase política. En su declaración los Sussex manifestaban que querían “trabajar para ser financieramente independientes” algo que hasta ahora tenían prohibido por ser miembros de la realeza. De esta manera han conseguido su objetivo de poder tener acuerdos comerciales y cobrar por los trabajos que realicen. De tal manera no recibirán dinero de la Sovereign Grant, el mecanismo de financiación de la monarquía que cubre el trabajo de la Familia Real y que cubre el 5% de sus ingresos. El 95% restante corre a cargo del príncipe de Gales y de los ingresos generados a través del Ducado de Cornualles, que se espera que continúe.

VER GALERÍA

sussex-gtres2

¿Cómo quedan sus patrocinios reales?

La Reina ha dado su plácet a que sigan siendo patronos de sus actuales organizaciones. El príncipe Harry tiene el patrocinio de 16 organizaciones, mientas que Meghan tien cuatro. Estos patronazgos se les han concedido por el hecho de ser miembros de la realeza o han sido herencia de la Reina, que poco a poco va traspasando algunos de ellos. Este es uno de los puntos que los Sussex han logrado retener en las negociaciones, pues pese a querer desvincularse de la primera línea de la Familia Real, siempre “apoyan a Su Majestad la reina Isabel II a continuar sus esfuerzos para atraer especial atención a estos grupos como patronos de múltiples organizaciones.

¿Mantienen su casa de Frogomore Cottage en Reino Unido?

Sí, pero con matices. El deseo de los duques de Sussex siempre ha sido mantener su casa de Frogmore Cottage en Windsor “para que su familia siempre tenga un lugar al que llamar hogar en Reino Unido”, reza en su página web. Esta residencia no está exenta de polémica pues su costosa reforma supuso 2,6 millones de euros al erario público y algunos sectores no veían bien que Harry y Meghan vivieran allí a costa de unas obras pagadas por los contribuyentes. Isabel II, propietaria del inmueble, les deja seguir viviendo allí, pero a cambio deberán abonar los gastos de la reforma. Además, según asegura el Daily Mail parece que la Reina ha querido que puedan seguir usando Frogmore Cottage ya que temía que de lo contrario no volviesen nunca. Isabel II quiere que su nieto y su familia tengan un hogar en Reino Unido y puedan regresar siempre que lo deseen.

¿Podrán vivir en norteamérica como deseaban?

Sí. Ya lo anunció la Reina en su primer comunicado tras la crisis. “Habrá un periodo de transición en el que los Sussex pasarán tiempo en Canadá y Reino Unido".

¿Quién pagará la seguridad?

Es uno de los puntos que ha quedado sin resolverse dada la complejidad y para no ponerles en peligro. “El Palacio de Buckingham no comenta detalles de seguridad. Existen procesos independientes bien establecidos para determinar la necesidad de seguridad financiada con fondos públicos”, se manifiesta en el comunicado en el que se establecieron las cláusulas del acuerdo. Actualmente la Policía Metropolitana recibe órdenes de protección del Ministerio del Interior. El hecho de no pertenecer a la Familia Real y de vivir fuera del país hace que las amenazas se multipliquen y que se más difícil protegerlos. Se calcula que los gastos de su protección supondrán más de 8 millones de euros y parece que los contribuyentes británicos y canadienses se repartan el gasto.

VER GALERÍA

sussex-getty3

La Reina lo fiscalizará todo

Aunque ya han dado un paso atrás dentro de la Familia Real, el acuerdo será fiscalizado una vez al año para comprobar que los duques de Sussex no han usado su marca para llenar sus bolsillos.

El apoyo de la Reina

Desde el primer momento, la Reina ha mostrado su apoyo público a la decisión de los duques de Sussex de dar un paso atrás y lo volvió a hacer este sábado cuando se conoció el acuerdo definitivo. “Reconozco los desafíos que han experimentado como resultado del intenso escrutinio en los últimos dos años y apoyo su deseo de una vida más independiente”, dijo.

VER GALERÍA

sussex-gtres4

Meghan, una más de la familia

“Estoy particularmente orgullosa de cómo Meghan se ha convertido tan rápidamente en una de la Familia”, dijo la Reina sobre la mujer de su nieto. La soberano no acostumbra a dar comunicados tan personales y cercanos.