Los tintes mafiosos de Conor McGregor mientras está apartado de la UFC

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
LAS VEGAS, NV - JULY 08: Dana White introduces Dustin Poirier and Conor McGregor to the press and the public for the first time back with fans in attendance at the UFC 264 - Poirier vs McGregor 3 - press conference at T-Mobile Arena on July 8, 2021 in Las Vegas, NV, United States. (Photo by Louis Grasse/PxImages/Icon Sportswire via Getty Images)
Conor McGregor. Foto: Louis Grasse/PxImages/Icon Sportswire via Getty Images)

La mafia y deportes de contacto siempre han estado unidos, al menos en la rumorología. Guste más o menos, es así. Y Conor McGregor responde a todos los patrones para que estos dimes y diretes trasladen a las artes marciales mixtas (MMA) lo que antes parecía que estaba limitado al mundo del boxeo.

La personalidad y la forma en la que ‘The Notorious’ maneja sus apariciones públicas encajan perfectamente con la imagen de hombre rico, altivo, soez, maleducado y que se cree con derecho a todo sólo por contar con una cuenta corriente con la que poder comprar casi cualquier cosa. Sólo hay que recordar cuando tuvo que rendir cuentas con la justicia después del numerito de intentar dar caza a Khabib Nurmagomedov durante uno de los eventos más importantes de la historia de la UFC.

El problema de todo esto es que cuando juegas con fuego tienes muchas posibilidades de quemarte y, ahora que McGregor está inactivo por culpa de las lesiones, el irlandés se está acercando demasiado a las llamas. Y no es en sentido figurado, pero vayamos por partes porque la historia tiene miga.

Nevada , United States - 10 July 2021; Conor McGregor before his lightweigh fight with Dustin Poirier during the UFC 264 event at T-Mobile Arena in Las Vegas, Nevada, USA. (Photo By Thomas King/Sportsfile via Getty Images)
Conor McGregor durante su pelea con Dustin Poirier. Foto: Thomas King/Sportsfile via Getty Images.

Todo comenzó hace un tiempo, cuando Conor McGregor golpeó a un hombre en un bar. Algo que lamentablemente ya había hecho otras veces, sólo que en esta ocasión las imágenes no vieron la luz. Sin embargo, este caso le ha traído más quebraderos de cabeza que otros que le llevaron a pasarse por los juzgados. En esta ocasión el problema fue que el agredido era el padre de Graham ‘The Wig’ Whelan, un mafioso traficante de drogas miembro de la familia Kinahan. Ahí empezaron los líos.

Pocos días después de la agresión, un periodista de sucesos publicó en su cuenta personal de Twitter que, supuestamente, la mafia había puesto precio a la cabeza de Conor McGregor y aquel que acabase con la vida del peleador de la UFC ganaría la friolera de 900.000 euros. Afortunadamente la sangre no llegó al río, pero ‘The Notorious’ no se fue de rositas, pues las malas lenguas dicen que la mafia encontró la forma de tenerle a su merced.

La insolencia de McGregor le llevó a comprar el pub donde agredió al padre de ‘The Wig’ en 2021 y fue entonces cuando, según dicen, la familia Kinahan pasó a la acción. El Black Forge, que es como se llama el local, se convirtió en el pub más famoso de todo Dublin y la mafia vio en él todo un filón financiero.

Tal y como explicó Gonzalo Campos en su programa Generacion MMA, todo apunta a que Conor fue extorsionado después de pegar al padre de Whelan y desde que McGregor se hizo con el Black Forge lo han utilizado como un lavadero de dinero. Unas teorías que, ciertas o no, han puesto al local de ‘The Notorious’ en el punto de mira de otras familias mafiosas irlandesas… y por eso pasó lo que pasó.

El pasado mes de enero, el Black Forge fue atacado por dos desconocidos que lanzaron cócteles molotov contra su fachada. Algunos dicen que podría tratarse de una familia gánster rival intentando hacer daño a los Kinahan, mientras que otros hablan de que es un ataque directo al propio Conor. De un modo u otro, el caso es que McGregor ha sacado a relucir su lado más mafioso y ha ofrecido una suculenta recompensa para dar con aquellos que osaron ir contra su negocio. Ni más ni menos que 50.000 dólares “en billetes nuevos” para quien tenga información fiable.

“¡Hola chicos! Tengo una recompensa en efectivo de 50.000 dólares en billetes de 100 nítidos y sin tocar. Ni una arruga en ellos para quien nos diga quién es esta pequeña cabeza de gallina. La forma de caminar, correr y la complexión flacucha son muy distintivas. No se dirá nada, pero se actuará. Comuníquese con quien pueda contactar conmigo. Espero hacer negocios", publicó el peleador en sus redes sociales.

Si esto no es mafioso, que bajo Al Capone y lo vea, pero a tener del color bastante turbio que está tomando todo esto más vale que McGregor vuelva a pelear pronto y se centre en las MMA antes de que sus negocios le jueguen una mala pasada.

Vídeo | Este atleta pasa de la UFC y la drogadicción a la liberación de esclavos

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.