Anuncios

Conoce las dos mascarillas faciales para lograr un cutis perfecto

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 5 (EL UNIVERSAL).- Además de ser una de las influencers más bellas, Michelle Salas es una "adicta" a los productos de skincare, tal como ella lo ha mencionado en varias oportunidades a través de sus redes sociales, especialmente en Instagram. Allí, la hija de Stephanie Salas acumula más de 1.8 millones de seguidores.

A través de su cuenta personal en esa red social y la otra dedicada a la venta y promoción de productos cosméticos, Michelle suele compartir con sus fans algunas de sus rutinas de cuidado facial, algo que sin dudas deja claro por qué posee una piel radiante y de porcelana para sus sesiones de modelaje.

Para lograr un cutis perfecto, la hija de Luis Miguel primero afirmó que ingiere suplementos con colágeno hidrolizado y además se coloca mascarillas con minerales que estimulan la producción natural de esta proteína de los tejidos dérmicos. Una de ellas es la de azufre.

La mascarilla de azufre, es una de las mejores aliadas para limpiar los poros de la piel que están obstruidos, crear un efecto liso en cicatrices, quitar el exceso de grasitud y regular las espinillas y puntos negros. Lo que hace este componente es secar las células muertas y estimular la producción de colágeno para una nueva piel radiante.

Pero la modelo también acude a la mascarilla de oro, muy popular entre las celebrities, que otorga luminosidad a la piel y firmeza. En su presentación en gel, este producto es ideal para brindar antioxidantes a los tejidos y rejuvenecer totalmente el rostro. Es un cosmético que estimula la circulación sanguínea para que el colágeno natural de la piel comience a hacer sus efectos en la cara y además sirva de desinflamatorio o descongestivo de bolsas por debajo de los ojos.