Nadie lo conoce, pero su invento vale u$s325.000 millones: el apasionante enigma detrás del creador de Bitcoin

Sebastián Cané
·8  min de lectura

Es el hombre más buscado del universo financiero. Nadie vio su cara, ni conoce su voz. Pero su legado está revolucionando lentamente la economía global y todo indica que el mundo no será igual luego de su invención.

Se trata de Satoshi Nakamoto, quien publicó en 2009 un white paper en el describía las características que debería tener una "versión puramente digital de dinero electrónico", a la que llamó Bitcoin. "Es uno de los trabajos más importantes de la informática en los últimos 20 o 30 años", no duda en definir Jack Dorsey, CEO y fundador de Twitter, quien califica a ese documento como "poesía".

El invento fue por sí revolucionario. Su modelo plantea el uso de la tecnología para:

  • Transaccionar fondos sin intermediarios ni bancos centrales

  • Crear la blockchain: un libro contable actualizable en el que figuren todos los datos de las transacciones

  • Usar la criptografía para crear un ecosistema ultraseguro. Además, la blockchain no está en un solo lugar, sino en todos los nodos, por lo que es inviolable

  • Disponibilizar consensos e incentivos: los mineros procesan las transacciones, hacen más robusto al sistema y reciben monedas a cambio

  • Transparentar y anonimizar: si bien todas las operaciones están a la vista de cualquiera, las cuentas no tienen asignada una identidad

Tal fue su éxito que hoy también apuestan a ella los grandes inversores y fondos institucionales, que la jerga conoce como el "dinero inteligente". En total, hay 38 millones de monedas, que sumadas valen más de u$s325.000 millones.

Pero Bitcoin esconde un misterio: ¿quién es Satoshi Nakamoto, la mente detrás del invento que sentó las bases para el "dinero 4.0" de la era digital?

Quién es Satoshi

El famoso libro blanco se envió por primera vez en 2008 a una lista de correo bajo el asunto "Bitcoin P2P e-cash paper". Ese mail contenía el resumen y enlace al whitepaper en el foro Bitcoin.org, dominio registrado el 18 de agosto de ese año.

Sin embargo, nunca se conoció al remitente real detrás de ese mensaje. Hasta se cree que detrás de ese nombre se esconde no una persona sino un grupo de personas, ya que el concepto reúne conceptos de varias disciplinas como la criptografía, la economía, las matemáticas, las finanzas y la informática.

"Muchos creen que puede ser Hal Finney, un experto en criptografía, pero no se sabe quién es Nakamoto", señala a iProUP Matías Bari, de Satoshi Tango, firma argentina de servicios de monedas digitales.

En efecto, Finney fue la segunda persona en usar el software de Bitcoin, luego de Satoshi, además de reportar fallas y hacer mejoras. El periodista Andy Greenberg, de Forbes, analizó los mensajes que se enviaron Finney y Nakamoto y encontró ciertas similitudes en su estilo.

Hal Finney recibió la primera transferencia en Bitcoin de Satoshi Nakamoto
Hal Finney recibió la primera transferencia en Bitcoin de Satoshi Nakamoto

Hal Finney recibió la primera transferencia en Bitcoin de Satoshi Nakamoto

El "principal sospechoso" de haber creado Bitcoin nunca lo confesará: murió en 2014. Sin embargo, no es el único misterio alrededor de Finney. Muy cerca de él hay otro interrogante.

Según la revista Newsweek, el pionero de las monedas digitales tenía un vecino japonés llamado Dorian Nakamoto, aunque su nombre de pila real (lo cambió al naturalizarse estadounidense) era Satoshi. Así que Finney podría haber usado ese nombre como seudónimo.

Dorian posee argumentos para ser el creador de Bitcoin: es ingeniero, trabajó en empresas de tecnología y finanzas (como el Citibank), y en los '90 se afilió al partido libertario cuyos principios son muy similares al modelo de Bitcoin.

"Se ha delegado a otras personas, que están a cargo ahora. Ya no tengo ninguna conexión", afirmó Dorian, pero después negó sus declaraciones indicando fueron sacadas de contexto.

Dorian Nakamoto negó haber sido el inventor de Bitcoin. Y recibió donaciones en esta moneda de la comunidad
Dorian Nakamoto negó haber sido el inventor de Bitcoin. Y recibió donaciones en esta moneda de la comunidad

Dorian Nakamoto negó haber sido el inventor de Bitcoin. Y recibió donaciones en esta moneda de la comunidad para "limpiar" su imagen

Esas personas que "están a cargo" también fueron apuntadas como la posible identidad real de Satoshi Nakamoto. Gavin Andresen, Pieter Wuille y Wladimir van der Laan han sido quienes recibieron ese primer correo de Satoshi Nakamoto que adjuntaba el libro blanco de Bitcoin y avanzaron en el desarrollo.

Podrían haber sido los tres o sólo uno de ellos. En este último caso, hay uno que tiene "todas las fichas". "Dado que Satoshi Nakamoto es un seudónimo, Andresen es una de las caras principales del proyecto. Es desarrollador de software y en 2012 creó la Fundación Bitcoin para proteger y promover su uso en todo el mundo", afirma Bari.

Nahuel Burbach, representante argentino de la billetera de monedas virtuales Zerion, coincide y afirma a iProUP que "Andresen tuvo un papel importante en la concepción del protocolo Bitcoin".

La gran estafa

Pero también hay quienes se quisieron hacer pasar por Satoshi, sin éxito. El caso más resonante fue el del empresario y experto en informática australiano Craig Steven Wright, apuntado por ser el creador de Bitcoin por los medios estadounidense Wired y Gizmodo.

Wright, quien trabajó en la comisión de valores del país oceánico, aseguró haber sido el autor intelectual de Bitcoin y tener pruebas para demostrarlo. Algunas de las que presentó fueron calificadas como falsificadas y hasta se cree que simuló un ciberataque, cuya información "hackeada" fue brindada a varios medios que lanzaron la fake news.

Otro de los apuntados como creador de la moneda digital es Ross Ulbritch, fundador de Silk Road, un ecommerce que funcionaba en la Deep Web y tenía al Bitcoin como divisa de intercambio. El sitio ofrecía a los usuarios la posibilidad de registrarse gratuitamente, pero para vender había que adquirir una cuenta especial mediante una subasta, que también se abonaba con monedas digitales.

Ross
Ross

Ross Ulbircht recibió una condena perpetua por el ecommerce ilegal Silk Road

Se trataba de un gran mercado negro online en el que se comercializaban, principalmente, drogas y productos de contrabando. Sin embargo, es poco probable que Ulbricht sea Satoshi Nakamoto, ya que demostró no ser muy bueno ocultando su identidad: usó Dread Pirate Roberts como seudónimo en Silk Road y se conoció su nombre real cuando fue detenido por el FBI.

El principal lazo de Ulbrich, también un libertario confeso, es que Silk Road fue lanzado en febrero de 2011, dos meses después del último mail de Satoshi que indicaba que se "iba a dedicar a otras cosas". Hace cinco años fue condenado a cadena perpetua por lavado de dinero, hackeo, narcotráfico y contratación de sicarios para matar a un empleado y a usuarios que lo extorsionaban.

La lista de otros posibles fundadores sigue: van desde Nick Szabo, experimentado criptógrafo creador de BitGold, precursor de Bitcoin, hasta Elon Musk, fundador del sistema de pagos PayPal, Tesla y SpaceX.

Incluso, hay teorías conspirativas que dicen que, al igual que Internet, Bitcoin fue un desarrollo de alguna agencia gubernamental estadounidense, pero que fue "apropiado" por la comunidad. Todos los involucrados lo niegan.

¿Por qué sigue en el anonimato?

La gran incógnita del mundo cripto sigue sin ser develada. A muchos le resulta extraño que Ethereum, la segunda moneda virtual más usada del mundo, tenga al ruso Vitalik Buterin como fundador y Bitcoin no.

"Se analizaron muchos textos de Satoshi y gente real para ver similitudes en sintaxis y semántica, pero no se sabe quién es. La persona o personas que lo crearon desaparecieron de la faz de la tierra, juraron no revelar nunca sus identidades y cumplieron", afirma Bari.

Según el experto en monedas digitales, "lo más probable es que sea un estadounidense que se mantiene en el anonimato para evitar ser perseguido por el gobierno". "Pienso que sabiendo el potencial y lo disruptiva que era la idea, prefirió no exponerse", coincide Burbach.

"El protocolo bitcoin fue una correcta aglomeración de varios conceptos previamente conocidos, pero con fuerte postura política y filosófica. Satoshi escogió permanecer en el anonimato por varios motivos, entre ellos el ataque que podía recibir por parte de gobiernos, principalmente", añade.

Para los que se adentran en el mundo Bitcoin, la moneda digital es una obra de ingenería tecnológico-económico-social sin precedentes. Una idea rupturista creada por la mente de uno o varios genios, que no sólo cubrió sus rastros bajo un seudónimo.

De hecho, se cree que el nombre ficticio de su creador también también fue milimétricamente pensado para despistar. Se habría elegido el japonés por ser la "casa del sol naciente". Es decir, donde comienza cada día. El inicio de una nueva era.

Pero no solo eso, el nombre escogido también es la conjunción de varias palabras con el fin de denotar al creador de un ingenioso nuevo medio de pago:

  • Satoshi: significa pensamiento claro, ingenioso, sabio

  • Naka: medio, relación

  • Moto: origen o creación

Sin embargo, Satoshi Nakamoto sigue siendo un enigma. Fue el primero en minar bitcoins y se estima que tiene cerca de un millón de monedas, que al cambio actual son casi u$s11.000 millones. Es decir, 0,5% de los más de 18 millones de monedas que hoy circulan en el mundo. Lo curioso es que no ha hecho ninguna transacción con esos fondos.

Probablemente, sea estadounidense y libertario, y no desea que el Estado imponga impuestos sobre su criptofortuna. Tal vez perdió sus claves y no pueda acceder a sus propios bitcoins. O quizás ya sea millonario y no los necesite.

En su honor, la unidad mínima de la moneda virtual lleva su nombre: un satoshi equivale a 100 millones de bitcoins. La misma cantidad de dudas que existen sobre el creador del invento que cambió para siempre el traspaso de valor en la era digital.