Conoce de qué están hechas las perlas

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 10 (EL UNIVERSAL).- Aunque creamos que solo las luciría nuestra abuela, o que son demasiado clásicas al nivel de que siempre las usa la famosa reina Isabel II, las perlas son de las gemas más bellas que podemos lucir. Desde la tienda de productos juveniles Shein hasta la empresa de piezas de lujo Cartier, diversas marcas tienen actualmente propuestas con perlas en lindos pendientes y collares. Incluso empezamos a verlas en el cuello de hombres famosos como Justin Bieber.

Así, vale la pena saber de qué están hechas las perlas, para que tengas conocimiento de qué es lo que estás comprando, ya sea para lucir en el cuello, colgando de tus lóbulos, o en tu pelo. Las perlas pueden ser naturales, cultivadas o de imitación, y su valor no solo radica en su origen, sino en la calidad de la gema. Según la Comisión Federal de Comercio (FTC), un órgano dedicado a la protección de los consumidores en Estados Unidos, las perlas naturales son muy raras, por lo que la mayoría de las perlas que vemos en las joyas, son en realidad perlas cultivadas o de imitación. De qué están hechas las perlas Las perlas son gemas de origen orgánico, dice en su página de internet la fabricante de joyas y accesorios Tous.

Según la FTC, las perlas naturales están formadas por ostras y otros moluscos. De acuerdo con Tous, son opacas y están hechas de un material delicado porque su estructura está formada por materia orgánica y agua. Por su lado, las perlas cultivadas son también hechas por un molusco, pero con la intervención del hombre: "(...) Se introduce de forma manual un núcleo en un molusco para que éste empiece a segregar nácar, explica información en el sitio de Tous. El valor de las perlas cultivada depende, según la Comisión Federal de Comercio Estadounidense, de su tamaño y la calidad de la cobertura de nácar.

"La buena salud de los moluscos y el agua limpia ayudan a mejorar la calidad de las perlas", dice por su lado la empresa de orfebrería estadounidense Tiffany, que destaca que hay una creciente demanda de perlas, así como una conciencia respecto a las consecuencias ecológicas en el cultivo de ellas. Finalmente las perlas de imitación están hechas por el hombre con vidrios, plástico o materiales orgánicos, expone la FTC.

Si te animas a elegir una joya con perlas, es tu derecho saber si éstas son naturales (lo que ya te contamos que es complicado), o bien, si son perlas cultivadas o de imitación. Finalmente, debes saber que las perlas pueden tener forma oval, de pera, de lágrima, aunque la más usada en joyería es la redonda, en donde tiene mayor valor aquella gema que es totalmente esférica sin imperfecciones, según describe el blog de la joyera española Maresma Joiers.

En cuanto a tonalidades, Maresma dice que las perlas pueden ser de distinto color: amarillas, naranjas, rosas, azules, verdes y violetas. Asimismo, sostiene que entre más intenso sea el arcoiris de color que muestre una perla, mayor valor tendrá esta gema. Respecto al cuidado, las joyas no deben estar en contacto con otras piezas de orfebrería, para que no se maltraten. Y en el caso de las perlas, la fabricante de joyería Pandora recomienda evitar que las perlas cultivadas de agua dulce se expongan al agua, maquillaje, cremas, químicos o productos de limpieza. Para limpiarlas recomienda un jabón suave mezclado con agua tibia, y usar los dedos para frotar suavemente la joyería, y nunca un cepillo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.