Conoce la espeluznante historia real detrás de “El Conjuro 3" que paralizó a EEUU

·8  min de lectura
Conoce la espeluznante historia real detrás de “El Conjuro 3" que paralizó a EEUU
Conoce la espeluznante historia real detrás de “El Conjuro 3" que paralizó a EEUU

Uno de los casos de asesinato más famoso y controversial en los Estados Unidos fue el de Arne Johnson, un hombre que aseguró ser poseído por el demonio, lo cual derivaría en un asesinato real acontecido en 1981.
Esta es la premisa que toma como base la cinta de “El Conjuro 3: El Demonio Me Hizo Hacerlo” (The Conjuring: The Devil Made Me Do It).
En esta entrega tenemos de vuelta a Patrick Wilson y Vera Farmiga interpretando a Ed y Lorraine Warren, los investigadores paranormales que se vieron involucrados en este caso que llegó a la Corte Suprema de los Estados Unidos, generando una serie de opiniones contrapuestas con un escándalo mediático que vino para romper con las creencias tradicionales.

En una rueda de prensa ofrecida a diversos medios de comunicación, incluyendo a San Diego Red, tuvimos la oportunidad de hablar con el director del filme, Michael Chaves, conocido por su trabajo en La Maldición de la Llorona y quien ahora se coloca detrás de este proyecto de la franquicia de terror más popular del mundo.
Al preguntarle si estaba preocupado con el hecho de mantener el mismo nivel de calidad que las predecesoras, Chaves se mostró relajado y respondió con entusiasmo:
No se preocupen, ¡Va a exceder las expectativas 10 veces más! James Wan es el maestro de las películas de casas embrujadas y de horror. Y la pregunta es: ¿Cómo alguien podría estar al mismo nivel del precedente que estableció? Estas son grandes películas para grabar, no es solo una cinta de terror solamente. Es una experiencia. La gente tiene una conexión emocional con los Warren. Lo más importante es que desde el inicio llevamos la historia a una dirección diferente y eso fue idea de James, no mía. Sabemos que hay muchos fans ahí afuera y exploramos la idea de la casa embrujada bastante bien, sabíamos a dónde queríamos llevar la experiencia de El Conjuro. Eso es lo más emocionante y definitivamente creo que la película se puede sostener por sí misma.

Contó un aspecto que sin dudas será una diferenciadora de importancia en esta entrega.
En las otras películas tuvimos la idea de que los Warren siempre lidian con esto, con los demonios, y salvan el día, pero no siempre pasa así, y aquí abordamos lo que sucede cuando las cosas salen mal y así quisimos comenzar la película.
Tuvimos acceso para ver los primeros 11 minutos de la nueva cinta de “El Conjuro” y podemos asegurarles que es completamente aterradora. Abre con un exorcismo realizado a un niño que dejará helada a la audiencia, pues tiene implicaciones graves y un final inesperado. Lo más desconcertante es que esto pasó en verdad.
El director indicó cómo fue llevar a cabo esta escena, la cual fue casi sobrenatural y una de las cosas más raras que sucedieron durante la grabación, pues usaron la grabación real del exorcismo realizado al infante involucrado.
Tocamos el audio real ante el elenco antes de hacer el exorcismo en el cuarto para obtener un sentido de la realidad de ello. Queríamos capturar y entender la esencia de lo que pasó. Al reproducirlo en el set obtuvimos una extraña sensación, algo desconcertante donde nos miramos como diciendo ‘Esto es real, y la familia y el chico pasaron por esto’, y todos en el lugar se dieron cuenta de que la temperatura bajó cuando pusimos el audio.

Michael Chaves aclaró cuales fueron los verdaderos sucesos detrás de lo contado en “El Conjuro 3”:
Esta es la historia de Arne Johnson. Esto comenzó con un exorcismo católico que fue aprobado y del cual él fue testigo, los Warren estaban ahí, y él declaró que fue poseído en este evento, lo cual lo llevó, unas semanas después, a matar al propietario de la casa donde vivía. Esto se fue a juicio y él alegó posesión demoniaca como su defensa, los Warren sabían de esto y terminaron poniéndose de su lado. En las otras películas no hay víctimas reales, los Warren siempre salían invictos, los demonios se borraban… y ahora todo se reduce a ‘¿En qué crees?’.
Aludió al reto que representó contar los acontecimientos de manera fidedigna y las consecuencias de tales actos.
Con este caso, donde sí hubo víctimas reales, estuve muy conflictuado. Hubo un hombre que perdió la vida y contamos el relato desde el punto de vista de un joven que fue poseído, el que tomó su vida, el asesino. Eso fue algo que desde un principio dije que ojalá hiciera la historia bien y la contara de forma justa.

Si investigan el evento se darán cuenta de cómo terminaron las cosas. Él nunca negó asesinarlo y al final la justicia dio su veredicto. Se fue a la cárcel y cumplió su condena. Esa era una de las cosas que quería mostrar en el filme.

Pero esto también es sobre la historia de los Warren, su experiencia, su viaje. Ellos creyeron que esto sucedió, así que fueron a juicio a testificar a favor de Arne. Su novia en aquel momento, Debbie Glatzel, la hermana del niño poseído, quien también estuvo presente en el asesinato, se casó con él (Arne) en prisión, le creyó y se quedó a su lado por el resto de su vida. Siempre hay historias de la fe que tenemos en Dios y en esta ocasión es sobre la fe que tenemos en otras personas.

El realizador reflexionó sobre el futuro de la franquicia:
La primera película me recordó a los Expedientes Secretos X, mucho de Mulder y Scully, con todos los eventos sobrenaturales, y todos se enamoraron de aquella cinta de El Conjuro. Todo ha llevado a este punto. Creo esta es una oportunidad de abrir la franquicia a otras historias y aventuras. La variedad de las conspiraciones, los aliens, los hombres lobos fue lo que hizo, por ejemplo, a los Expedientes Secretos X tan asombrosa y esa es la promesa de los Warren en esta entrega.
Sobre las múltiples referencias que los amantes del terror encontrarán en la película dijo:
Las películas de "El Conjuro" siempre son una carta de amor a las clásicas cintas de terror y en este caso, en la nueva película, hay muchas alusiones a El Exorcista, eso es innegable. La imagen de la madre en la ventana (en una de las escenas iniciales) tiene mucho de “Psycho”. La gente ama ver esas referencias y conexiones.
Un dato curioso, que para muchos resulta sorpresivo, es que Lorraine Warren en realidad colaboró con la justicia para encontrar a personas desaparecidas y hallar a los responsables.

Esto toma lugar en 1981, vamos a un mundo diferente. Lorraine de hecho trabajó con la policía y los detectives en casos de personas desaparecidas ya que en aquel entonces requerían apoyo de psíquicos y el Departamento de Justicia estuvo de acuerdo con eso.
Sin embargo, en la película, Lorraine deberá hacerle frente a un ente oscuro, su antítesis; un rival que está a su mismo nivel y que pondrá su vida y la de su esposo en peligro.
Veremos qué es lo que pasa cuando Lorraine conoce y se enfrenta alguien tan mentalmente poderoso como ella; una especie de “Anti-Lorraine”, esa es la idea, qué sucede al encontrarse a un demonio oscuro en ese sentido.

Hablando de las actuaciones, no solo elogió a Patrick Wilson y Vera Farmiga, sino al pequeño Julian Hilliard, a quien seguramente ubicas por interpretar a Billy en WandaVisión.
Julian es como el chico de IT, un gran actor. Hay muchas cosas demandantes en esto. Él llegó increíblemente preparado, es un chico sumamente listo, su mamá nos ayudó a entrenarlo y conocía tan bien el guion como el resto de los actores adultos, lo entendió. No solo es aprenderse los diálogos sino comprender el material y la idea de lo que estás interpretando.
Respecto a la utilización de efectos especiales tradicionales, es decir, sin tanto montaje digital, comentó:
Eso es lo que la gente espera de las películas de "El Conjuro". Incluso a los estudios les gustan los efectos prácticos. En esto, todas las contorsiones (en las escenas de posesión demoniaca), no es la cámara yendo de forma acelerada; realmente usamos a una contorsionista: Emerald Wulf, tiene 12 años. Luego con CGI reemplazamos su cara con la de Julian. No hay cables acomodados, ella hizo todo eso. Fue bastante loco. Algunos movimientos los realizó muy lentos al levantarse y fue muy espeluznante, después le preguntamos si podía hacer algo diferente, entonces mencionó que podía hacer una versión rápida y la hizo, así que todos en el set contuvieron el aliento.

Por otro lado, también hay una escena, si miras en el tráiler, donde Lorraine está en el bosque y está conectándose a un evento que sucedió y puedes ver un efecto dramático con las luces mientras se mueve a través del espacio y pasamos del día a la noche y eso fue todo en cámara, no hay ningún efecto visual ahí, teníamos una luz gigante que estaba posicionada y con una grúa la movimos, después sacamos del encuadre al brazo mecánico y tenemos a esa luz del sol como si estuviera atardeciendo, y sabía la gente iba a estar sorprendida por eso, preguntándose ‘¡¿Cómo lo hicieron?!’
“El Conjuro 3: El Demonio Me Hizo Hacerlo” se estrenará en cines y en HBO Max de forma simultánea el próximo 4 de junio.

Puedes ver el tráiler en la parte de abajo:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.