Conoce cuáles son los tipos de inmunización

México, 18 May (Notimex).- La inmunización permite al organismo defenderse mejor contra las enfermedades causadas por ciertas bacterias o virus, de acuerdo con Margot L. Savoy, médico de la Facultad de Medicina Lewis Katz en la Universidad de Temple, en Filadelfia.

Según la especialista, puede producirse de forma natural o también pueden proporcionarla los médicos mediante la vacunación. Existen dos tipos: la activa y pasiva. 

La inmunización activa utiliza vacunas para estimular los mecanismos naturales de defensa del sistema inmunológico.

Las vacunas son preparados que contienen fragmentos no infecciosos de bacterias o virus, un toxoide -sustancia producida por una bacteria modificada para convertirla en inocua- o también puede tener un microorganismo completo y vivo debilitado para que no cause la enfermedad.

Savoy explica que el sistema inmunitario del organismo responde a una vacuna mediante la producción de sustancias como anticuerpos y glóbulos blancos o leucocitos que reconocen y atacan a las bacterias o virus específicos contenidos en la vacuna.

Posteriormente, cuando la persona se expone a dichas bacterias o virus, el organismo automáticamente produce esos anticuerpos y otras sustancias para prevenir o reducir la enfermedad.

Algunas vacunas que contienen microorganismos vivos pero debilitados son las utilizadas para tratar la varicela, la tuberculosis, cólera, vacunas contra la gripe, sarampión, paperas o rubéola, fiebre amarilla, fiebre tifoidea, rotavirus y poliomielitis.

Incluso las nuevas vacunas que se están desarrollando para detener la enfermedad del coronavirus, que ha provocado la muerte de miles de personas alrededor del mundo, trabajan con la versión inactiva del virus.

En el caso de la inmunización pasiva, se administran directamente anticuerpos contra un organismo infeccioso específico.

Los anticuerpos se obtienen de diversas fuentes como la sangre de animales que han sido expuestos a un determinado organismo y han desarrollado inmunidad, plasma de personas recuperadas de una enfermedad ya que tienen niveles más altos de anticuerpos o de células productoras de anticuerpos, generalmente obtenidas de ratones, cultivadas en laboratorio.

Este tipo de inmunización también se han implementado algunos modelos de tratamiento para tratar a las personas infectadas por el COVID-19.

Tal es el caso de diferentes naciones en el mundo como Nueva Zelanda, Estados Unidos, Italia, China, el Reino Unido, Francia, España, Argentina, Panamá y México, por mencionar algunos, que utilizan el plasma de pacientes recuperados por la enfermedad para implantar anticuerpos en personas infectadas.

Por último, la especialista resalta que la inmunización es esencial para prevenir múltiples enfermedades que pueden ser mortales y recomienda ampliamente a las personas que se vacunen en las temporadas que el sistema de salud de cada país lo indique, sobre todo a los niños, pues contrario a lo que se piensa, es muy poco frecuente que una vacuna provoque efectos adversos.

-Fin de nota-

 

NTX/AYE/ACP