Conoce los beneficios de las sardinas para la salud

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 19 (EL UNIVERSAL).- Las sardinas contienen múltiples nutrientes tales como vitamina B12, selenio, hierro, cobre y potasio, de acuerdo con el blog oficial del dietista, Josh Axe.

Además de ser nutritivas y económicas, el sitio especializado Healthline destaca su versatilidad como alimento, ya que pueden comerse como proteína principal dentro de tus platillos, en ensaladas o como snacks con galletas saladas.

Si quieres probarlas, descubre cuáles son los beneficios de agregar sardinas a tu dieta durante esta cuarentena.

De acuerdo con un estudio publicado en "Pharmacy and Therapeutics", su alto contenido en ácidos grasos Omega-3 reduce los triglicéridos y los niveles de colesterol LDL (malo) en la sangre.

El "Diario de la Asociación Americana del Corazón" agrega que este pescado baja la presión sanguínea, previene las arritmias cardiacas, así como el endurecimiento y el bloqueo de las arterias.

Además, las sardinas disminuyen la inflamación de los vasos sanguíneos. Estas propiedades mejoran las funciones cerebrales y evitan la aparición de enfermedades crónicas.

Las sardinas son ricas en vitamina D, calcio y fósforo. Según un artículo publicado en el Centro Nacional para la Información Biotecnológica de los Estados Unidos, estos nutrientes previenen la pérdida de minerales en nuestro esqueleto y ayudan a la recuperación de los huesos rotos después de lesionarse. De igual manera, favorecen la remodelación de los huesos, un proceso que consiste en reemplazar el tejido óseo viejo por tejido nuevo.

Por otra parte, su contenido en vitamina D es esencial durante esta cuarentena ya que, por lo general, este nutriente se obtiene a través de la luz solar. Por ello, si has seguido las recomendaciones y no has salido de tu casa durante la pandemia, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido explica que las sardinas evitarán el dolor óseo y mantendrán saludables tus dientes y músculos.

Una investigación publicada en Molecular Medicine Reports concluyó que consumir sardinas previene y revierte la resistencia a la insulina, lo cual es de suma importancia para quienes padecen diabetes y síndrome metabólico.

Gracias a su contenido en proteínas y grasas saludables, las sardinas retrasan la liberación de glucosa en la sangre. A su vez, esto disminuye la absorción de azúcar y regula su presencia en nuestro cuerpo.

Según una publicación de la Universidad de California en Berkeley, los ácidos grasos Omega-3 presentes en las sardinas previenen los trastornos en el estado de ánimo, como la ansiedad y la depresión.

Investigadores del Centro Médico Chi-Mei señalan que nuestro cerebro está conformado por un 60 por ciento de grasa, por lo que estos ácidos esenciales mejoran la función del sistema nervioso central. Así que, si la cuarentena ha afectado tu estado de ánimo, añade algunas sardinas a tu dieta y comprueba sus beneficios para tu salud mental.

Si bien, las sardinas tienen múltiples bondades, Healthline recomienda evitar su consumo si se padecen enfermedades renales o hipertensión.

Es importante que incorpores este alimento a tu dieta de manera balanceada.