La conmovedora historia de Mariano Tubio: quedó parapléjico a los 29 años pero no se detuvo y hoy brilla en el golf

·5  min de lectura
Mariano sufrió un accidente en un viaje al sur y quedó parapléjico; no se detuvo y hoy es un reconocido golfista.
Gentileza: Mariano Tubio

“Cuando me dijeron que no iba a volver a caminar me quedaban dos alternativas: deprimirme o pelearla. Y acá me encontrás, formé una hermosa familia y sigo pegándole duro a la pelotita”, bromea Mariano Tubio a sus 42 años desde los links de golf del Ranelagh Golf Club (donde comenzó y potenció su carrera nada menos que el maestro Roberto De Vicenzo).

“¡Te ganaste un millón de dólares!”: el día que Susana Giménez paralizó al país con un sorteo para el infarto

“Este es como el jardín de mi casa, acá empecé a jugar a los nueve años, los adoro y ellos a mí. ¿Sabés? Lo que me pasa es que no hay personas con mi dificultad que practiquen el deporte en la Argentina. Entonces tuve suerte. Un día me invitaron a participar en un torneo en el exterior, una especie de Mundial que se disputó en 2018. Viajé a Europa y lo gané, fue más que un triunfo deportivo, me demostré a mí mismo una vez más que podía”, cuenta sobre esos orígenes en el deporte que tantas satisfacciones le dio y que lo motivó a seguir adelante, aún cuando todo parecía desmoronarse.

Desde el accidente juega al golf adaptado en silla de ruedas y no para de ganar torneos
Gentileza: Mariano Tubio


Desde el accidente juega al golf adaptado en silla de ruedas y no para de ganar torneos (Gentileza: Mariano Tubio/)

En 2008, Mariano manejaba rumbo al sur del país para esquiar cuando sufrió un accidente en la ruta y como consecuencia quedó parapléjico a raíz de una lesión en la médula. “Ansioso e inquieto como soy, enseguida pensé: ‘Bueno, en cuarenta y ocho horas me curo, lo resuelvo y sigo haciendo mi vida, a lo sumo no podré esquiar ni jugar al golf por unos cuantos días’. Pero no sucedió como yo imaginaba o deseaba porque en determinado momento toqué mis piernas y no las sentía, no podía hacer ningún tipo de movimiento”, recuerda.

Tubio de a poco fue advirtiendo la gravedad de su problema hasta que le confirmaron que no volvería a caminar. “Llevaba colocado el cinturón de seguridad, pero igual también me dañé hombro, esternón, costillas y espalda. Desde el pecho para abajo no muevo ni siento nada. Es una lesión medular y desde entonces me manejo en silla de ruedas”, rememora.

Según explica él mismo, la mala suerte jugó. “Porque en el accidente también me rompí el hombro y lo necesitaba para jugar. Luego enfrenté dos intervenciones quirúrgicas y pude alcanzar mejor movilidad. Reflexioné mucho en aquel momento, consideré que estaba con vida y que eso debía ser prioridad para mi futuro. Tenía a mis seres queridos que me acompañaban, me propuse ser más feliz todavía que antes y lo logré”, continúa.

Mariano enfrentó dos intervenciones quirúrgicas y pudo alcanzar una mejor movilidad
Gentileza: Mariano Tubio


Mariano enfrentó dos intervenciones quirúrgicas y pudo alcanzar una mejor movilidad (Gentileza: Mariano Tubio/)

Pasión y mucho más por el golf

Desde el accidente juega al golf adaptado en silla de ruedas y no para de ganar torneos. En 2018 se consagró Campeón Mundial de Golf Adaptado en Mallorca, España. Al año siguiente volvió a triunfar en el United States Disabled Open Golf Championship, la competencia más trascendente de los Estados Unidos para jugadores con capacidades especiales, realizada en el Independence Golf Club de Richmond, Virginia. En 2019 también jugó el Torneo Sudamericano en San Pablo y lo ganó, igual que el Abierto de Madrid.

Nació en El Tibet, llegó a la Argentina de casualidad y pasó de vender pulseras en la calle a ser modelo

En 2020 por la pandemia no hubo actividad golfística y Mariano entrenó como pudo en su casa. Pero en mayo de 2021 volvió a la carga: salió segundo en el US Open, segundo en el Campeonato europeo de golf adaptado –el más importante de Europa, disputado en Algarve, Portugal-, y la semana pasada se impuso en Madrid de donde acaba de regresar. En su Instagram, pueden verse las mejores imágenes y videos de su “locura” por el golf.

Mariano junto a su pareja, Mariana, y a su hijo, Felipe
Gentileza: Mariano Tubio


Mariano junto a su pareja, Mariana, y a su hijo, Felipe (Gentileza: Mariano Tubio/)

“Soy feliz cuando lanzo cada golpe, conecto con mis amigos. Tengo un carrito que se llama Paragolfer con un sistema adaptado a mis piernas que me incorpora, me permite pararme, y una vez que estoy frente a la pelota me facilita estar erguido al momento del putt. Entonces me agarro fuerte con la izquierda y con la derecha le doy lo más fuerte que puedo, es una sensación de plenitud difícil de describir, te lo aseguro”, describe emociones Mariano.

Y se refiere con profunda emoción a su familia: “Fue clave, fundamental, me contuvieron como nadie, mis tres hermanos, mis padres y una barra de amigos increíbles, nunca sobreprotegiéndome cuando me rehabilitaba. Eso es esencial, porque si no quien tiene una discapacidad no alcanza a desarrollar todo su potencial y no logra ser independiente. Ah, y quiero dedicar un destacado aparte para dos seres más que especiales en mi vida. Hace casi seis años llegó a mi vida Marianita, mi mujer, y más tarde tuvimos a Felipito, que va a cumplir tres años. Con ellos no necesito más, ¿qué otra felicidad puedo pedir?”.

-Además del golf, tiene sus actividades profesionales, una de las cuales está relacionada con su capacidad diferente, cuéntenos a qué se dedica y cómo lo desarrolla.

"Con ellos no necesito más, ¿qué otra felicidad puedo pedir?", reconoció
Gentileza: Mariano Tubio


"Con ellos no necesito más, ¿qué otra felicidad puedo pedir?", reconoció (Gentileza: Mariano Tubio/)

–Soy el responsable de una empresa de alojamiento de páginas web –Mesi Hosting–. Y desde hace ocho años desarrollo un emprendimiento con Enrique Plantey, un gran amigo que también enfrenta una discapacidad y es esquiador. Juntos inventamos un dispositivo que se agrega a la silla de ruedas y la convierte en bicicleta. Participamos en congresos de ortopedia con esta novedad, que es fundamental para la gente porque la beneficia un montón para movilizarse y además resulta muy integrador. Primero las hicimos manuales, y luego agregamos la variante que funciona a batería con muy buen resultado para los que no pueden hacer tanto esfuerzo. Quiero dejar un mensaje para quienes tengan alguna dificultad parecida a la mía: hagan todo lo posible para ser felices porque esta es la única vida que tenemos. En ser positivos, luchar y sobreponerse van a encontrar las claves, se los aseguro”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.