Conmoción por la trágica muerte de un reconocido consignatario de hacienda

·2  min de lectura
Horacio Rodríguez
Horacio Rodríguez

Un profundo dolor causó en el ambiente del Mercado de Hacienda de Liniers el fallecimiento, el sábado pasado, de Horacio Rodríguez Zapico, reconocido consignatario que en la actualidad formaba parte del Directorio de esa plaza concentradora.

Rodríguez nació el 29 de diciembre de 1952 y al momento de su muerte tenía 68 años. Falleció por un escape de monóxido de carbono en su casa en el barrio Altos de Manzanares, en Fátima. También se produjo el deceso de su mujer Adriana Gutiérrez, de 65 años, mientras que una hija del matrimonio sigue internada en grave estado.

Informalidad en la carne: un tratamiento con analgésicos

En Crespo y Rodríguez, firma que comenzó a operar en 1906, el consignatario era su actual presidente. Además de director en el Mercado de Liniers, integraba la Comisión de inscripción de matrículas, en donde se autoriza a los distintos frigoríficos y matarifes que quieren operar en el mercado. Durante 2001-2007 formó parte del Directorio del Centro de Consignatarios de Productos del País (CCPP), en donde también tuvo una participación activa.

Jorge Chemes sobre el cepo a la carne: “Si no levantan la medida iremos a una protesta”

En 1918, la consignataria compró Molino Chacabuco, una empresa dedicada al procesamiento y comercialización de granos. Era dueño de Nutripet, destinado a la elaboración de alimentos para mascotas y poseía varios establecimientos ganaderos.

De boina bordó, Rodríguez en el Mercado de Liniers
De boina bordó, Rodríguez en el Mercado de Liniers


De boina bordó, Rodríguez en el Mercado de Liniers

Colegas y entidades del sector expresaron sus condolencias a la familia. El presidente del Mercado de Liniers, Oscar Subarroca, lamentó profundamente su partida.

“Con Horacio teníamos una amistad de 45 años, de transitar juntos las pasarelas del mercado. Hace dos años, cuando yo asumí como presidente, le pedí que me acompañe en la gestión, cosa que accedió a hacerlo”, recordó.

“Se nos fue un hombre de bien, un amigo, siempre con buen ánimo, de buen humor, con un chiste a flor de labio, considerado como un excelente colega por todos. Lamentamos su desaparición trágica. Vamos a recordar con mucho cariño esos desayunos de todas las mañanas en el boliche de Malaquia. Un abrazo a la distancia querido Horacio”, cerró.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.