Conmoción: robaron un respirador de la sala de terapia del hospital de Coronel Vidal

Darío Palavecino
·2  min de lectura
El Hospital Municipal Dr. Aristizábal de Coronel Vidal
El Hospital Municipal Dr. Aristizábal de Coronel Vidal

MAR DEL PLATA.– Se lo llevaron completo; en un solo movimiento o en varios, por partes. No solo había que desconectarlo de sus equipos complementarios, sino también desempotrarlo. Nadie se dio cuenta de la maniobra en el Hospital Municipal Dr. Aristizábal de la vecina localidad de Coronel Vidal, donde en la sala de terapia intensiva ahora tienen solo dos respiradores mecánicos de los tres con los que contaban para atender a pacientes afectados por Covid-19.

Se desconoce quién o quiénes son los autores el robo, que resultaron favorecidos porque las cámaras de seguridad instaladas para cubrir esa dependencia no estaban en funcionamiento. Se sospecha que la desconexión de esos dispositivos fue parte de la maniobra delictiva para reducir pistas.

Las embarazadas con Covid tienen un riesgo 50% mayor de complicaciones graves

La sala de terapia intensiva de donde se sustrajo el respirador fue habilitada a mediados del año pasado para atender potenciales necesidades durante la pandemia y se montó con donaciones oficiales. Dos de los equipos los aportó el gobierno provincial y otro, el nacional.

El fiscal Diego Benedetti, a cargo de la unidad descentralizada que tiene a su cargo la jurisdicción de Mar Chiquita, está al frente de la investigación que comenzó con una denuncia presentada por autoridades municipales.

De acuerdo con datos ya incorporados a la causa, el faltante del equipo de respiración mecánica se advirtió el 6 de este mes, pero recién tres días después se puso el caso en conocimiento de la policía y la justicia. De los peritajes surge que no hay ningún indicio de ingreso violento a esas instalaciones, por lo que se presupone que los autores tuvieron la entrada franqueada.

Coronavirus: cómo es el hospital de campaña que instalaron en La Matanza

El equipamiento sustraído, según se pudo conocer, tiene una cotización cercana a los $2.000.000 y es el más moderno de los tres que allí había. Y se da por hecho que quienes concretaron el robo tienen experiencia en el rubro de la salud, ya que tomaron todos los recaudos para no dañar nada y llevarse todos los periféricos que son complementarios para la asistencia de un paciente ventilado.

“Falta el respirador, pero también el manómetro, las bombas difusoras, pantallas y otros elementos para asistencia respiratoria mecánica”, explicó a LA NACION el ayudante fiscal Benedetti.

Según pudo confirmar LA NACION, a la fecha ninguna de las tres camas y los respiradores que cada una tenía como equipamiento tuvieron uso desde que se inauguró ese espacio de terapia intensiva. Los casos complejos que se dieron en el distrito siempre fueron derivados a Mar del Plata, donde hay hospitales mejor preparados para cuadros de máxima complejidad.

La denuncia del robo se realizó desde el área de Legales de la Municipalidad de Mar Chiquita y se presentó en la jefatura comunal de policía del distrito. Entonces se avanzó con las primeras testimoniales entre el personal del hospital municipal, por ahora sin imputados en la causa.