Conmoción por la repentina muerte de David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo

·5  min de lectura
David Sassoli era el presidente del Parlamento Europeo
Julien Warnand

ROMA.- Gran conmoción causó hoy en Italia y el resto de Europa la repentina muerte, a los 65 años, de David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo y figura muy prestigiosa y conocida en el país ya que, antes de pasar al mundo de la política, en la centroizquierda, fue periodista televisivo y presentador del principal noticiero de la RAI, la cadena pública italiana.

Casado y padre de dos hijos, Sassoli se encontraba internado desde el 26 de diciembre en el centro oncológico de Aviano, en provincia de Pordenone, en el noreste del país, debido a graves problemas del sistema inmunitario ocasionados por una pulmonía de legionela anterior.

Dio la noticia del fallecimiento de Sassoli su vocero, Roberto Cuillo, que indicó que habrá una cámara ardiente este jueves en una sala del Capitolio -sede de la comuna de Roma-, mientras que el funeral tendrá lugar este viernes en la Iglesia de Santa Maria degli Angeli, de Piazza de la Repubblica.

Desde septiembre pasado el presidente del Parlamento Europeo se había visto obligado a suspender sus compromisos institucionales a raíz de una “fea” pulmonía relacionada con la bacteria de la legionela, como él mismo había explicado en un video publicado en Twitter, en noviembre. Fue entonces que desmintió que su enfermedad estuviera relacionada con el coronavirus o con la vacuna. Antes de Navidad tuvo una recaída que lo obligó a internarse en el centro oncológico de Aviano, donde murió esta madrugada.

Tal como recordó el diario La Repubblica, debido a su reciente enfermedad no había podido presidir la sesión plenaria en la que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, había pronunciado su discurso sobre el estado de la Unión Europea. Justamente porque sus médicos le habían dicho que tenía que bajar el ritmo de trabajo, en diciembre había adelantado que no iba a volver a candidatearse para liderar el Europarlamento. El jueves próximo estaba prevista la elección de su sucesor, para la segunda mitad de la legislatura.

De “divo” al Parlamento Europeo

Nacido en Florencia, pero romano de adopción y licenciado en Ciencias Políticas, después de haber trabajado varios años como periodista –al igual que su padre- y luego como presentador televisivo estrella del noticiero más importante del país, tanto es así que lo comparaban con un “divo”, Sassoli entró en política en 2009 cuando llegó a ser diputado del Parlamento Europeo de la mano del Partido Democrático, de centroizquierda.

Gracias a su gentileza y sus dotes de negociador tranquilo y paciente, hizo una carrera que culminó con su elección, en julio de 2019, al frente de la Asamblea de Estrasburgo, de la que había llegado a ser vicepresidente en 2014. Entre sus últimas batalles estuvieron el voto a distancia en la era Covid en el Parlamento Europeo y su compromiso por los derechos en Rusia y el caso Navalny, por el que había terminado en la lista negra de Moscú.

La noticia de su muerte causó gran conmoción, también entre gente común, de la calle, porque era muy conocido y querido en Italia y tuvo gran repercusión, no sólo en ámbitos locales.

Al manifestar su pésame, el primer ministro, Mario Draghi, que participará esta tarde de un homenaje en la Cámara de Diputados y otro en el Senado, destacó que Sassoli fue “un hombre de las instituciones, profundo europeísta, periodista apasionado y símbolo de equilibrio, humanidad, generosidad”. “Estos dotes le fueron siempre reconocidas por todos los colegas, de cualquier color político y de cualquier país europeo, como testimonio de su extraordinaria pasión civil, de su capacidad de escucha, de su compromiso constante al servicio de los ciudadanos”, agregó el expresidente del Banco Central Europeo. “Su prematura y repentina muerte nos deja consternados. A su mujer, Alessandra Vittorini, a sus hijos, Livia y Giulio, y a todos sus seres queridos, las condolencias del gobierno y las mías personales”, concluyó.

En el marco de numerosas reacciones, la presidenta de la Comisión Europea, Von der Leyen, manifestó en un tuit su profunda tristeza “por la terrible pérdida de un gran europeo y orgulloso italiano”. “David Sassoli fue un periodista apasionado, un extraordinario presidente del Parlamento Europeo y ante todo, un querido amigo”, escribió también.

Se unió al clima de pésame general el papa Francisco, que en un telegrama en su nombre que envió el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, a su esposa, destacó “el grave luto que golpea a Italia y a la Unión Europea”. Sassoli era “un creyente animado de esperanza y de caridad, que trabajó por el bien común con rectitud y generoso compromiso, promoviendo con lucidez y pasión una visión solidaria de la comunidad europea y dedicándose con especial cuidado a los últimos”, también subrayó el Papa.

El Corriere della Sera publicó palabras que escribió Sassoli recientemente, cuando ya estaba muy mal de salud, para el prefacio de un libro sobre Europa de Donato Bendicenti: “Este tiempo nos dice que tenemos que tener más coraje y que para ciertas decisiones Europa ya no puede dudar. El progreso social y económico no puede más disociarse del ecológico. Europa funcionará si cada uno de nosotros hará su propio deber, si todos nos concentraremos en la reducción de las desigualdades y en el compromiso común a dejar a las nuevas generaciones un futuro más justo, con mayores oportunidades”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.