Conmoción en Córdoba: “La reconocí. Estoy segura de que mató a mi bebé”, apuntó una madre a la enfermera

·3  min de lectura
Reclamo de familiares de bebés muertos en hospital Neonatal de Córdoba.
La Justicia investiga al menos cinco muertes en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba - Créditos: @ Sebastián Salguero

CÓRDOBA.- “Yo a ella la reconocí. Estuvo conmigo en la sala de prepartos. Me hizo maltrato. La reconozco físicamente. Estuvo en la sala de prepartos, en la partos, en la de recuperación. Después la vi en terapia intensiva, donde no tenía nada que hacer. Estoy segura de que mató a mi hijo, sola no, en conjunto, pero la creo capaz de hacer algo así”. La que habla es Damaris Bustamante, madre de un bebé muerto de manera sospechosa el 23 de abril pasado en el Hospital Neonatal de Córdoba. Uno de los cinco fallecimientos que se investigan en la Justicia. La joven se refiere a Brenda Agüero, la enfermera de 27 años detenida e imputada por homicidio agravado reiterado de dos bebés, los del 6 de junio. “No es una chica, es un monstruo. Las cosas que ella me dijo no se las diría a nadie”, afirmó a Radio Mitre Córdoba.

Comercios, torres y una plaza: el proyecto urbanístico donde funcionaba la ex sastrería militar se inaugurará en un año

Después, conversó con LA NACION. Bustamante tiene 25 años y Benjamín era su primer hijo. “Quiero justicia. Destruyeron toda mi familia. ¿Cómo vuelvo yo a una maternidad? No está la posibilidad de pensar en tener un hijo después de irme de ahí pensando que mi bebé murió por mi culpa”.

A lo largo de la charla, contó que el “maltrato fue físico, verbal y psicológico” y que no solo vino de parte de Agüero, sino de “otras” enfermeras que estaban en la sala y que “asentían”. “Las otras también me dijeron lo mismo, había varias. Fue una situación fea, horrible”, agregó.

“Era tanto personal que realmente muchos rostros que no recuerdo, pero el de ella sí, porque estuvo en la sala de preparto, en la de parto, y en la UTI. Vino a verme a la sala común”, indicó y detalló una de las características particulares por la que, además, distingue a la única imputada de la causa judicial.

Damaris Bustamante muestra las marcas del maltrato físico en el hospital
Damaris Bustamante muestra las marcas del maltrato físico en el hospital

Precisó que estaba sola en el Neonatal: “Afuera estaba toda mi familia. Pedía por favor por mi mamá, por el papá de mi bebé. Les repetí que me tuvieran paciencia que me ayudaran. Ellas [las enfermeras] insistían en que querían irse a su casa y que yo también me fuera. Se miraban, revoleaban los ojos. Me cerraron las cortinas y me dijeron que me calmara si quería que me siguieran atendiendo”.

Después del parto, a las 8 del 23 de abril, Bustamante recibió a su bebé. Al rato, lo vienen a buscar “dos doctoras”, como señaló, porque le dijeron que no estaba bien. “Yo lo veía bien, pero era mi primer hijo. No lo vi más hasta la terapia intensiva. A las 18, murió. Era hermoso, sano, todos los estudios dieron bien. No me podían explicar por qué su corazón disminuía los latidos”.

Bustamante es la primera madre de un bebé fallecido que, con nombre y apellido, da un testimonio directo apuntando a la única acusada de los homicidios.

Además de Agüero, están imputadas por omisión de los deberes de funcionario público la exdirectora del establecimiento Liliana Asís, y las directoras de Neonatología, Marta Gómez Flores y Adriana Luisa Morales.

Bustamante refirió que también su psicólogo podía informar “del daño psicológico que ella me causó diciéndome que ‘todo lo que le pasara a mi hijo iba a ser mi culpa’”.

Más allá de que no hay cámaras en la sala de parto, LA NACION ya confirmó que hay algunas fotografías y, además, declaraciones de otras madres que apuntan a cómo se comportaba Agüero.

Bustamante afirmó que la enfermera tuvo “contacto” con ella y con su bebé y repasó los lugares donde la vio. “Se acercó a decirme que era ‘muy lindo’. ‘Viste que sí podías’, me dijo. Después entró a la sala común a decirme que ‘lamentaba mucho lo de mi hijo’”.