El Conicet denunció un ataque informático a la red local de la sede central

·1  min de lectura
Conicet, el organismo estatal autárquico, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación
Conicet, el organismo estatal autárquico, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) informó esta tarde que sufre un ataque informático en su sede central en el barrio porteño de Palermo.

“El Conicet informa que ha sido afectado por un ciberataque de dispersión global. Este tipo de ataques, denominados ransomware, fueron perpetrados en los últimos meses contra diversos organismos públicos, del Poder Legislativo, Judicial y empresas del país y distintas partes del mundo”, arranca el comunicado del organismo.

En un segundo párrafo detallaron: “Resulta importante aclarar que el mismo no ha afectado los servicios críticos. Las distintas plataformas de uso diario del personal, así como los sistemas que utiliza nuestra comunidad científica, continúan activas y en funcionamiento. La afección se centra en la red local de la Sede Central del organismo, y por ende en ciertos servidores y equipos de las oficinas de las sedes administrativas en Palermo y Congreso ”.

“Estamos avanzando en la contención y mitigación del ataque, ya se lograron contener nuevos intentos, reestablecer información, aislar el equipamiento sensible y seguimos trabajando para lo antes posible recuperar el normal funcionamiento de la Sede Central del Consejo”, cierra el texto difundido a la prensa y por redes sociales.

LA NACION se contactó con el área de comunicación del Conicet para obtener más detalles, pero prefirieron no revelar más datos porque aún se está trabajando en resolver el ataque.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.