Exhuman en El Salvador osamentas de 11 víctimas de masacre de El Mozote

Agencia EFE

San Salvador, 12 nov (EFE).- Las autoridades judiciales de El Salvador, apoyadas por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), exhumaron los restos de 11 víctimas de la masacre de El Mozote (noroeste) de 1981, informó este martes a Efe un abogado cercano al proceso.

Wilfredo Medrado, abogado de las víctimas y miembro de la organización Tutela Legal "María Julia Hernández", explicó que los trabajos, que comenzaron el pasado 4 de noviembre, concluyeron este lunes.

Explicó que los restos, que se encontraban en el remoto caserío de Yancolo, del municipio de Cacaopera, quedaron en custodia de los forenses del Instituto de Medicina Legal.

Fidel Chávez, sobreviviente de la masacre y testigo en el proceso penal que enfrentan 16 mandos militares retirados por la masacre de unos 1.000 campesinos, explicó recientemente en el lugar de la exhumación que estas personas fueron asesinadas con una granada.

Relató que los pobladores de la zona salieron de sus casas en diciembre de 1981 para tratar de escapar del operativo militar que acabó en masacre.

Señaló que un grupo de 20 personas, entre las que se encontraba él, se refugió en una cueva y posteriormente fueron localizadas por un soldado, quien les arrojó el explosivo.

Los cuerpos de las víctimas, sostuvo Chávez, permanecieron en la cueva hasta 1994, cuando fueron trasladados al lugar de la exhumación.

Los trabajos para recuperar los restos, que Efe pudo constatar el 6 de noviembre pasado, fueron supervisados por la experta del EAAF Silva Turner.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas en El Salvador de 1993, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981, unidades del Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron "deliberada y sistemáticamente" a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otras zonas aledaños.

Dos exmiembros del Ejército, presentados como testigos por la Fiscalía salvadoreña, relataron a inicios de noviembre cómo un batallón de élite ejecutó a los cerca de 1.000 campesinos desarmados.

Los testigos, identificados únicamente como "Juan" y "Sol", son los primeros exmiembros del Batallón Atlacatl que declaran contra sus excompañeros de armas y oficiales en el proceso penal.

Entre los procesados por esta masacre se encuentra el exministro de la Defensa Guillermo García por delitos de tortura, desaparición y desplazamiento forzado.

También enfrenta acusaciones de asesinato, violación, privación de libertad, violación de morada, robo, daños, estragos, actos preparatorios de terrorismo y terrorismo, delitos elevados a la categoría de crímenes de guerra y lesa humanidad.

Un registro estatal estima la cifra de víctimas de El Mozote en al menos 1.725, de las que 988 fueron ejecutadas, 48 sobrevivieron a la masacre, 660 son familiares de las personas asesinadas y 29 sufrieron desplazamiento forzado.

(c) Agencia EFE