El Congreso salvadoreño busca saldar las deudas con las víctimas de la guerra y con los pensionados

Agencia EFE

San Salvador, 4 ene (EFE).- Dos de las principales deudas que dejó el Congreso de El Salvador en 2019 fue la creación de una ley que sustituya una amnistía de crímenes de guerra anulada en 2016 y una reforma para mejorar las pensiones, temas que buscarán abordar en los primeros meses del 2020, según el presidente del órgano de Estado, Mario Ponce.

El líder del Congreso, que asumió el cargo a mediados de noviembre, aseguró recientemente que estos temas serán prioridad pese a que este año marca el comienzo de la carrera electoral para los comicios legislativos del 2021.

NUEVA AMNISTÍA O LEY DE RECONCILIACIÓN

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema anuló en julio de 2016 una ley de amnistía de 1993, acción que abrió la puerta a procesos penales por crímenes de guerra y lesa humanidad perpetrados entre 1980 y 1992.

Los jueces constitucionales ordenaron en el mismo falló a los diputados la creación de una nueva legislación que garantice a las víctimas el acceso a la justicia y a programas de reparación.

"Es otro tema que también es prioritario para esta Asamblea Legislativa", aseguró Ponce a periodistas.

No obstante, este órgano de Estado ha dejado pasar más de tres años y dos prórrogas del plazo para emitir la legislación.

En noviembre pasado, la Sala de lo Constitucional amplió el plazo hasta el 28 de febrero próximo y de abstuvo de declarar en desacato a los diputados.

"Este servidor se activa cien por ciento para poder trabajar y poder tener una ley de reconciliación lo más pronto posible", sostuvo el legislador del derechista Partido de Concertación Nacional (PCN).

Ponce aseguró a mediados de diciembre pasado que el órgano de Estado prepara una propuesta única de ley que fusionará dos iniciativas.

Se trata de la propuesta preparada inicialmente por una comisión de diputados, cuestionados por ser militares retirados, exguerrilleros o estar vinculados con el supuesto encubrimiento de crímenes de lesa humanidad, y otra presentada por las víctimas.

La iniciativa de los diputados ha sido duramente criticada por las organizaciones de derechos humanos por incluir artículos que, a su juicio, otorgan una "amnistía de facto" a los crímenes de lesa humanidad.

El activista Benjamín Cuéllar dijo este viernes a Efe que una organización a la que pertenece prepara diferentes demandas ante la amenaza de la aprobación de una nueva amnistía.

PENSIONES

Diversas organizaciones de trabajadores han pedido constantemente una reforma al sistema de pensiones para mejorar la situación de los jubilados, que únicamente reciben hasta un 30 % del salario con el que dejaron de trabajar.

La secretaria general del Movimiento de Unidad Sindical y Gremial de El Salvador (Musyges), Anahí Molina, pidió el jueves a las autoridades mejorar las "pensiones de hambre" que reciben los salvadoreños.

Aseguró que es necesaria una reforma del sistema de pensiones para ampliar su cobertura y el porcentaje de dinero que reciben los jubilados.

Ponce señaló que este tema es "prioritario" y que buscarán "resolverlo lo más pronto posible", por lo que prometió "todo el respaldo" para que una comisión especial de diputados proponga modificaciones "puntuales".

ELECCIONES A LA VISTA

El presidente del Congreso se comprometió a resolver estos temas pese a que los partidos con representación en el Congreso entrarán a la carrera electoral de cara a los comicios de 2020.

En El Salvador es costumbre que el trabajo legislativo disminuya antes de las elecciones, dado que los diputados se concentran en la campaña para su reelección.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) convocará a elecciones el 30 de septiembre próximo.

Se prevé que este órgano de Estado experimente grandes cambios en detrimento de los partidos tradicionales por el apoyo que recibirán los institutos políticos cercanos al presidente del país, Nayib Bukele.

Hugo Sánchez

(c) Agencia EFE