Congreso de Querétaro va contra comida "chatarra" en escuelas

·3  min de lectura

QUERÉTARO, Qro., noviembre 19 (EL UNIVERSAL).- Con el fin de coadyuvar a resolver los graves problemas de salud en la infancia por el consumo de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico, por ser causa de obesidad, sobrepeso, diabetes e incluso de muerte, se aprobaron en comisiones reformas a la Ley de Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y a la Ley de Salud del Estado.

Se reforma y adiciona la fracción IX del artículo 12, reforma y adiciona el capítulo décimo, así como el antepenúltimo párrafo del artículo 46 de la Ley de Niñas, Niños y Adolescentes de Querétaro, "a fin de garantizar el goce de una alimentación nutritiva, sana y suficiente", presentada por las diputadas Tania Palacios, Leticia Rubio y Daniela Salgado, integrantes del PAN, así como de la iniciativa que reforma diversas disposiciones de la Ley de Salud, Ley de Educación y Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado para prevenir la obesidad y sobrepeso en niñas, niños y adolescentes, presentada por la diputada Laura Polo y el diputado con licencia Mauricio Ruiz, integrantes de Morena.

La presidenta de la Comisión de Desarrollo Social, Grupos Vulnerables y Vivienda, Daniela Salgado, expresó que esta iniciativa busca la implementación de los objetivos de desarrollo sustentable relacionados con los principios de hambre cero, salud y bienestar.

"La salud es un derecho humano fundamental, y los estados en parte tienen la obligación de asegurar que tanto dentro como fuera de las escuelas se tenga información apropiada que sea esencial para la salud y desarrollo de los adolescentes y niños, a fin de que puedan mejorar su condición de vida", expresó la legisladora, quien mencionó que en Querétaro cuatro de cada 10 niños padecen obesidad.

"No podemos ser omisos en la aplicación del marco legal vigente que exige la interpretación adecuada para buscar el mayor beneficio de los menores (…) En ese sentido, la venta de alimentos con alto contenido calórico y bebidas azucaradas en las instituciones de educación básica y media superior convoca a que las autoridades competentes de salud y del rubro educativo puedan intervenir de forma multidisciplinaria, incluyendo medidas formativas, nutricionales, entre otras, que acompañen a padres, tutores y docentes para diseñar y ofertar un plan alimenticio que ofrezca un beneficio en el desarrollo de los estudiantes", dijo.

Según el dictamen aprobado, con esta reforma se promueve la sana alimentación, así como la corresponsabilidad entre sociedad y gobierno para una nutrición balanceada en centros escolares, con la adopción de una cultura de cuidado personal y el establecimiento de un fundamento legal como una herramienta que pueda ser vinculada a los esfuerzos de los comedores educativos, para desarrollar un cambio de actitudes y prácticas, fortaleciendo así el reconocimiento de los derechos de los niños y adolescentes.

Los legisladores consideran importante que se inhiba en la mayor medida posible la ingesta de bebidas y alimentos que provocan la obesidad y el sobrepeso en los menores de edad y se cuide más la correcta nutrición de éstos como una política pública para contrarrestar el incremento de las enfermedades crónicas que, además, es factor que aumenta la posibilidad de muerte, como viene ocurriendo en los últimos meses en el país y en el mundo con la pandemia de Covid.