Congreso peruano inhabilita políticamente a expresidente Vizcarra por escándalo vacunas VIP

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El presidente de Perú, Martín Vizcarra, enfrenta un juicio político

LIMA, 16 abr (Reuters) - El expresidente peruano Martín Vizcarra, que logró la más alta votación como candidato a legislador en la reciente elección, fue inhabilitado el viernes por el Congreso durante 10 años para ejercer cualquier cargo público, tras ser el centro de un escándalo por su vacunación en secreto contra el COVID-19.

Vizcarra fue acusado de aprovechamiento indebido del cargo, colusión y falsa declaración, con lo cual el Congreso, después de una rápida investigación, lo sancionó con 86 votos a favor y cero en contra con prohibirle ocupar alguna función pública.

Además de Vizcarra, el Parlamento inhabilitó por ocho años para ejercer cargo público a la exministra de Salud Pilar Mazzetti; y por un año a la excanciller Elizabeth Astete, quienes también recibieron la vacuna irregular junto a casi medio millar de funcionarios de alto nivel.

Los tres exfuncionarios han negado haberse beneficiado de su cargo. Vizcarra dijo en su defensa que su inoculación fue como voluntario de la vacuna en Perú del laboratorio Sinopharm.

Tras la votación del Congreso, Vizcarra dijo que se defenderá en todas las instancias para revertir la decisión "ilegal". "Al mismo estilo de las dictaduras, este Congreso, que ha perdido toda legitimidad, pretende eliminar a sus enemigos políticos a través de unos cuantos votos", afirmó por Twitter.

Al 99,9% de actas procesadas por el jurado electoral, Vizcarra obtenía 165.322 votos para el Congreso peruano, a la cabeza de todos los candidatos para integrar el Parlamento de 130 bancas, y que se vislumbra será otra vez muy atomizada.

El exmandatario fue el foco de un escándalo al reconocer en febrero que recibió la vacuna contra el coronavirus de la china Sinopharm en octubre, cuando aún era presidente y meses antes de que comenzaran las inoculaciones oficiales.

Vizcarra, que llegó al poder en el 2018 tras la renuncia de su predecesor, fue destituido en noviembre por el Congreso acusado de corrupción por presuntamente recibir sobornos cuando fue una autoridad regional hace ocho años, en un episodio que generó una profunda crisis política con cambio de gobierno.

Los constantes escándalos de corrupción en Perú han salpicado a seis expresidentes en las últimas tres décadas.

(Reporte de Marco Aquino)