Congreso de Oaxaca aprueba Austeridad Republicana de Salomón Jara

OAXACA, Oax., enero 11 (EL UNIVERSAL).- El Congreso de Oaxaca aprobó con 34 votos a favor en lo general y en lo particular la creación de la Ley Estatal de Austeridad Republicana, conformada por 29 artículos, propuesta por el gobernador Salomón Jara Cruz. El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Luis Alfonso Silva Romo, destacó que con ello el Congreso de Oaxaca "hace historia" al aprobar una ley que impulsará la austeridad en el estado, "tan necesaria en nuestra realidad para garantizar que el recurso público sea ejercido correctamente, sin malgastarlo ni con privilegios".

"Esta ley tiene el objetivo de regular y normar las medidas de austeridad que deberán aplicarse en el ejercicio del gasto público estatal y contribuir a que los recursos económicos que se dispongan se administren con eficacia, eficiencia, economía, transparencia y honradez, conforme a la ley", señaló la 65 Legislatura en un comunicado.

La iniciativa aprobada en la sesión extraordinaria de este miércoles entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno de Oaxaca. Sus disposiciones serán aplicables a todas las dependencias, entidades, organismos auxiliares y demás que integran la administración pública estatal. Los Poderes Legislativo y Judicial, los órganos constitucionales autónomos y los municipios también deberán de tomar las acciones necesarias para cumplir la ley, agregaron las legisladoras y legisladores.

Entre los gastos que afectará la Ley de Austeridad Republicana están los de telefonía fija y celular, fotocopiado, combustibles, arrendamientos, viáticos, alimentación, mobiliario, remodelación de oficinas, equipo de telecomunicaciones y bienes informáticos. Así como papelería, pasajes, congresos, convenciones, exposiciones y seminarios necesarios para cumplir la función de cada dependencia y organismo, los cuales no podrán exceder los montos erogados en el ejercicio presupuestal inmediato anterior, una vez considerados los incrementos y precios y tarifas oficiales o la inflación. Exceptuando las autorizaciones presupuestales que otorgue la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado.

También se restringe el personal de apoyo de secretarías y dependencias, estudios e investigaciones, compra o arrendamiento de vehículos de lujo, además de la regulación del uso de los automotores ya existentes y por llegar. Las medidas, de acuerdo con el gobernador Salomón Jara, tienen "la finalidad de reorientar los recursos a los distintos programas sociales diseñados para atender las necesidades de los grupos en mayor situación de abandono y vulnerabilidad".