El Congreso de Guatemala tuvo pocos avances en 2022, señala la sociedad civil

Ciudad de Guatemala, 12 ene (EFE).- Diversas organizaciones sociales presentaron este jueves un informe que asegura que el Congreso de Guatemala tuvo pocos avances el año pasado y tiene muchos desafíos para mejorar su desempeño.

Durante 2022, el organismo legislativo realizó 87 sesiones plenarias y 13 de ellas fueron canceladas antes de iniciar, destaca el informe presentado por la alianza de organizaciones sociales denominada "Por un Congreso Eficiente".

El documento detalla que la inasistencia de diputados fue una constante el año pasado, ya que 24 de los 160 legisladores del Congreso asistieron a menos de la mitad de las sesiones.

Los diputados aprobaron 56 decretos y de estos solo 12 contaban con requisitos técnicos previos, como lo solicita la ley.

Además, el Congreso no tuvo avances en las elecciones de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CJS), proceso que se encuentra estancado desde 2020, señala la misma fuente.

En términos administrativos, los diputados guatemaltecos gastaron 1,9 millones de dólares en servicios personales y aprobaron un presupuesto de 127 millones de dólares para el ejercicio fiscal de 2023.

El análisis concluye que para 2023 el Congreso Guatemalteco debe mejorar la calidad de los procesos administrativos y tomar acciones para que los diputados asistan a las sesiones programadas.

(c) Agencia EFE