Congreso de EEUU sigue sin presidente debido a la lucha entre republicanos

REUTERS - JONATHAN ERNST

El impasse para la elección del presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos continúa, después de tres días de resistencia de un grupo de ultraconservadores contra el nombre propuesto por el propio Partido Republicano. Kevin McCarthy volvió a intentar tender la mano este jueves y hacer concesiones en vano a la veintena de partidarios de Donald Trump que bloquean la elección del nuevo speaker.

Con información de Heloísa Villela, corresponsal de RFI en Nueva York, y AFP.

Tras 11 votaciones, una veintena de congresistas republicanos sigue boicoteando a Kevin McCarthy, favorito para suceder a la demócrata Nancy Pelosi como presidente de la Cámara. Así, la Cámara cerró los debates sin acuerdo y vuelve al pleno este viernes a partir de las 12, hora local. Sin esos 20 votos, McCarthy no alcanza la mitad más uno necesaria para asegurarse el puesto.

A falta de presidente, la Cámara de Representantes, que inició una nueva legislatura tras las elecciones de mitad de mandato celebradas en noviembre, no puede tomar juramento a sus miembros, decidir los integrantes de las distintas comisiones ni presentar proyectos de ley. "Espero que los republicanos pongan fin a las discusiones, las mezquindades y las puñaladas por la espalda para que podamos trabajar al servicio del pueblo estadounidense", declaró el líder demócrata en la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries.

"Cambios significativos"

McCarthy ha aceptado una de sus exigencias para facilitar la destitución del presidente de la Cámara: que el número de votos necesarios para pedir una posible destitución se reduzca a sólo uno. Pero hasta ahora nada ha surtido efecto; la oposición a su candidatura incluso parece estar cobrando impulso.


Leer más sobre RFI Español