Congreso de Colombia niega ingreso de miembros de FARC y ELN al capitolio

Vista general del Congreso de Colombia, el 14 de febrero de 2017 en Bogotá (AFP | IVAN VALENCIA)

Los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes del Congreso de Colombia desautorizaron este viernes la entrada al capitolio de delegados de las guerrillas FARC y ELN, que estaba previsto participaran allí el sábado de un acto por la paz.

"El presidente del Senado, Mauricio Lizcano, y el de la Cámara de Representantes, Miguel Ángel Pinto, no autorizan el ingreso de miembros de las FARC y del ELN al Salón Elíptico ni a ninguna sede del Congreso de la República, para realizar la clausura del Congreso Nacional de Paz", dijeron los congresistas en un comunicado conjunto.

Lizcano y Pinto aseguraron, no obstante, que en el Congreso son "amigos de la paz" y aseguraron que ésta "ha sido la institución más comprometida con la implementación de los acuerdos" firmados en noviembre con las FARC.

El Congreso Nacional de Paz es un evento que, con participación de colectivos ciudadanos, busca respaldar la aplicación del pacto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar con medio siglo de confrontación, e impulsar los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que se desarrollan desde febrero en Ecuador.

Los organizadores habían informado en un comunicado que en el desarrollo del evento, el sábado 29 de abril acudirían al Salón Helíptico del Congreso el jefe negociador de paz de las FARC, Iván Márquez, y un "delegado del equipo negociador" del ELN con el gobierno.

Además, notificaron de la presencia en ese acto del jefe del equipo del gobierno en las pláticas con el ELN, Juan Camilo Restrepo, y del vicepresidente Óscar Naranjo, también negociador del gobierno en los diálogos con las FARC, que se desarrollaron por cuatro años en Cuba.

En el comunicado de este viernes, los presidentes de las dos cámaras aseguraron que por ahora solo aceptarán la presencia en el Congreso de los miembros de la agrupación ciudadana Voces de Paz, que representan a las FARC -con voz pero sin voto- en las discusiones de leyes que tienen que ver con el acuerdo de paz.

"Los demás ingresarán cuando entreguen las armas y, si cometieron delitos de lesa humanidad, hasta que los tribunales de paz lo autoricen", explicaron.

Mientras que sobre la posible presencia del jefe negociador del ELN, Pablo Beltrán, en el hemiciclo dijeron que "es inaceptable porque aún son una organización al margen de la ley".

Los miembros de las FARC, en el marco del acuerdo de paz, se encuentran agrupados en 26 puntos del país cumpliendo un proceso de dejación de armas que deberá terminar a fines de mayo y que cuenta con la vigilancia de Naciones Unidas.