Congreso de Chile prorroga militarización de zona mapuche en conflicto

·3  min de lectura

El Congreso de Chile aprobó la noche del martes la prórroga de la militarización de dos regiones del sur del país donde se han producido ataques incendiarios a privados en medio de un histórico conflicto de tierras entre la etnia Mapuche y el Estado chileno.

El Senado aprobó por 39 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones la prórroga por 15 días del estado de excepción constitucional de emergencia mediante el cual militares apoyan a la Policía para patrullar y resguardar rutas de la Región de La Araucanía, y de la Región del Biobío.

"Es una medida necesaria, es una medida que requiere reforzamiento en políticas no solo en diálogo, sino que el rol que tengan las policías y las fuerzas armadas permita reducir significativamente las cifras de delitos y los actos de terrorismo que estamos teniendo", declaró el senador socialista, Juan Luis Castro.

Horas antes, la Cámara de Diputados había aprobado la extensión de la militarización que solicitó el gobierno del presidente Gabriel Boric.

Pese a que cuando era diputado mostró su rechazo a la medida, el ahora mandatario izquierdista anunció el estado de excepción el 16 de mayo por 15 días y luego la extendió otros 15 más.

Pero una nueva extensión de la medida debía contar con la aprobación del Congreso. "Queremos agradecer tanto al Senado como a la Cámara de Diputados (...) Entienden el rol de ser Ejecutivo y la importancia de contar con este instrumento", dijo Izkia Siches, ministra del Interior, tras concluir la votación.

- Desarticular bandas -

Los ataques de grupos armados se han hecho frecuentes en esta zona, donde los mapuches, el pueblo indígena más numeroso de Chile, mantiene un reclamo histórico de tierras al Estado.

Los mapuches consideran que estos territorios les pertenecen por derecho ancestral y que fueron entregados a privados, principalmente a empresas forestales y agrícolas.

En la zona también se denuncia el actuar de grupos de autodefensas de las forestales, agrupaciones dedicadas al robo de la madera, narcotráfico y delincuencia común.

La presencia de militares se mantendrá en la zona para "desarticular las bandas y para llevar más Estado y más democracia a la zona", sostuvo Siches.

En la víspera a la votación en el Congreso de la prórroga de la militarización, al menos en seis lugares de la región de La Araucanía, a unos 600 km al sur de Santiago, se bloquearon rutas con árboles talados.

Esto provocó la interrupción del tránsito, obligando a Carabineros (policía militarizada) a acudir con motosierras y vehículos blindados para liberar las vías.

Pese a la medida excepcional que rige en esa región y en la vecina Biobío, ciudadanos levantan barricadas y queman vehículos industriales en el marco de las reivindicaciones de tierra de los indígenas mapuches.

"Entendemos que los patrullajes, puntos fijos como también fuerzas móviles, no pueden estar todo el rato en todo el territorio, pero junto con las acciones de inteligencia esperamos que el despliegue sea lo más efectivo", señaló Siches, sobre los ataques sucedidos en la noche anterior.

Junto a la militarización, el gobierno de Boric lanzó el plan "Buen Vivir", con el que busca instalar el diálogo con las comunidades indígenas.

También dobló el presupuesto estatal para la compra de tierras y su posterior entrega a familias mapuches.

apg-msa/atm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.